fbpx

Los atractivos del Zenith Chronomaster Revival A385

Es una de las manufacturas históricas con mayor credibilidad para reeditar sus piezas en medio del contagioso virus “vintage”. La reedición del Zenith Chronomaster Revival A385 nos gusta. Hablamos de nuevo del primer movimiento cronógrafo automático (y de alta frecuencia) en la industria relojera. Un hito, con la firma y el sello de Zenith, que ya superó medio siglo de vida. La manufactura de Le Locle presentaba en 2019 la reedición de El Primero A384. Ahora presenta a su «hermano».Es caso único en la industria: el movimiento El Primero casi hace olvidar el nombre del propio modelo, Chronomaster. En primer lugar, este modelo A385 en caja de acero tipo tonel fue realmente el cronógrafo de Zenith que se sometió a una prueba extrema tras su lanzamiento en 1969. La pieza se ató el reloj al tren de aterrizaje de un Boeing 707 de Air France en un vuelo de París a Nueva York en 1970.

El calibre El Primero y su nueva filosofía mecánica era sometida a examen de cambios de gravedad, presión del aire, fuerza del viento y fluctuaciones térmicas drásticas —algo que no soportaba el cuarzo, entonces amenazante como última tecnología relojera—. Este Chronomaster conlleva incluso mayor peso simbólico por su hazaña que el A384.

El segundo aspecto interesante de este reloj “retro-revolucionario” es la recuperación de la primera esfera ahumada fabricada por Zenith. —La firma señala que es la primera carátula “ahumada” de la historia, pero tal vez habría que compararla, por ejemplo, con algunos Rolex o Longines de la época con texturas que jugaban también con efectos similares y toques metálicos—.

Zenith Chronomaster Revival A385

En cualquier caso, este Zenith Chronomaster Revival A385 en su aspecto original apunta a esos efectos smoked, fumé o degradé que ahora tanto cautivan. Y le sienta muy bien a su diseño esa sensación de profundidad visual desde los tonos más cálidos al efecto degradado entre los contadores. La idea ha sido recuperar con fidelidad la pieza, incluido su tamaño clásico de 37 mm y los pulsadores tipo bomba. Las únicas diferencias son el cristal de zafiro abombado, ya no acrílico; y también el fondo visible que muestra el movimiento El Primero 400 en lugar del acero macizo cerrado.

Por último, la reedición de Zenith recupera el brazalete Gay Frères —tendremos que explicar qué era Gay Frères en otro artículo, pues sus brazaletes están en el origen de Rolex y los Royal Oak de AP—. Aunque realmente el modelo original con brazalete lo empleó primero el modelo A384, la novedad incluye brazalete de acero y la opción de una correa piel de becerro marrón.

Es una versión moderna de aquellos brazaletes Gay Frères originarios de 1969 y que ahora tanto destacan en la preponderancia del sport-elegant en nuestros días. La autenticidad de este Zenith Chronomaster Revival A385 sí nos gusta. Una versión que estará disponible únicamente en las boutiques de la firma (servicio online igualmente). —Leslie López

No Comments Yet

Comments are closed