fbpx

Flymagic, la jugada maestra (paramagnética) de Swatch

Una masa oscilante transparente en la parte superior de la carátula, no en el fondo. Y un pequeño segundero que gira en sentido contrario a las horas. Pero el secreto del nuevo Flymagic es la flamante nueva espiral antimagnética Nivachron™ fabricada con una nueva aleación de titanio.

Un movimiento invertido que toma como base el System51 con 15 componentes adicionales. Alternativa al silicio que reduce las influencias negativas de los campos magnéticos veinte veces más, también menos sensible a los cambios perjudiciales de temperatura y ofrece mayor resistencia a los choques.

La nueva espiral Nivachron™ es resultado de un proyecto conjunto entre Audemars Piguet y Swatch Group. La búsqueda de un material eficiente como alternativa al silicio. Una sólida base para mejorar de forma significativa el rendimiento cronométrico de los guardatiempos. La innovación ya dio resultado y se aplicará a un reloj de gama accesible.

La colección Flymagic lanza tres modelos de edición limitada a 500 piezas cada versión. Cajas de 45 mm en acero, acero con tratamiento PVD y otra con recubrimiento en oro rosa. El movimiento invertido se presenta descubierto en la carátula open-faced. Cuenta con un barrilete esqueletado y ofrece 90 horas de reserva de marcha.

Flymagic suma 5 innovaciones pendientes de patente. Swatch Group asegura que es una pieza de fabricación Suiza al 100%. La firma anunció durante el lanzamiento en Biel que todos los nuevos modelos System51 montarán la espiral Nivachron™.

No Comments Yet

Comments are closed