fbpx

Pulsar, el reloj del futuro que llegó hace 50 años

El futuro del mundo digital llegó a los relojes hace 50 años. Ciencia ficción convertida en realidad. La primicia tuvo lugar 6 de mayo 1970 en el restaurante del Four Seasons de Nueva York. Se presentaba el primer reloj electrónico (de pulsera) con lector digital. Y su nombre fue Pulsar. Un apelativo científico tomado de las estrellas de neutrones, una fuente de radiación con una frecuencia precisa procedente del espacio sideral. Hamilton, la firma norteamericana de Lancaster, apostaba por la máxima innovación en la era del cuarzo.

Un reloj convertido en producto estrella de televisión gracias a Johnny Carson, el conductor del célebre The Tonight Show. La lectura de la hora, al pulsar el botón, en la oscura pantalla con los números rojos en LED —los segundos también se iluminaban tras una presión más larga—. Y el ajuste del reloj se realizaba gracias a una barra magnética incrustada en el brazalete. Hamilton creaba el primer pequeño ordenador de muñeca. Un primer antecedente de los smartwatch que ahora copan el mercado.

Fue un “statement” de la moda más moderna que llevó a personajes como Elton John, Keith Richards, Giovanni Agnelli, Jack Nicholson y Joe Frazier a lucirlo en sus creativas y poderosas manos. El Pulsar (P1) finalmente se comercializó en 1972 y uno de los primeros modelos fue para Elvis Presley.

Hamilton celebra los 50 años de su Pulsar con una reedición. Hamilton PSR llega en dos versiones —acero y acero con revestimiento PVD oro amarillo, esta última limitada a 1970 piezas—. La única diferencia con respecto al original es la actualización del dispositivo tecnológico. Este nuevo Hamilton PSR combina en la visualización de la pantalla el LCD reflectante con sistema OLED de emisión para los números rojos. Hay una mayor garantía para legibilidad de la hora durante el día y, además, una mayor eficiencia de la energía al pulsar el botón. Una pieza con su diseño tipo cojín en caja de 40.8 mm con brazalete metálico y hermeticidad a 100 metros.

En un momento de adoración vintage, el cuarzo también rinde tributo a sus dioses. El Pulsar llega a México a mediados de junio y se venderá en Palacio de Hierro, Liverpool, joyerías Ghiberti, Peyrelongue y Ultrajewels. Por la demanda, los clientes ya pueden comprar el PSR en preventa. Las piezas serán entregadas en cuanto lleguen al país.

El Pulsar original lanzado en 1972
No Comments Yet

Comments are closed