Pre Baselworld 2016: Poderoso Angelus U30 Tourbillon Rattrapante

Construido como un supercoche, el Angelus U30 Tourbillon Rattrapante une tres codiciadas complicaciones de “alta relojería” en clave contemporánea y en tres dimensiones: el tourbillon de un minuto, cronógrafo fly-back con doble con rueda de pilares y función rattrapante (fracciones de segundo). Además, este nuevo lanzamiento es de cuerda automática y tiene indicador de reserva de marcha. Todo esto es una combinación complicada de funciones que se incorpora a la arquitectura en tres dimensiones de un movimiento contemporáneo. Además, se ha aplicado una reingeniería especial para que las complicaciones se desplieguen en una estética esqueletada visible por la carátula pero que asegure una legibilidad óptima del tiempo en todas sus funciones. Los puentes esqueletados  permiten la visión de 15 ruedas a través de la esfera.

Angelus-post5

Angelus incursionó en los cronógrafos en 1925 con un modelo de cronógrafo monopulsador pero no fue hasta 1942 que destacó con el lanzamiento de Chronodato, el primer cronógrafo fabricado en serie del mundo con calendario. Las décadas siguientes, Angelus desarrolló cronógrafos cada vez más innovadores. Con esta experiencia a cuestas,  sabía que un nuevo cronógrafo de la casa debía ser una pieza excepcional. Después de cinco años de investigación y desarrollo respaldado por varias patentes, fue posible construir  U30 Tourbillon Rattrapante.

El movimiento aloja las complicaciones distribuidas en varias capas, todas visibles gracias a los puentes esqueletados que crean una evocadora letra A de Angelus. Para afirmar todavía más la sensación de profundidad, el movimiento es totalmente transparente alrededor del tourbillon y está tratado con varias tonalidades de sombras del negro al gris.

Angelus-post2

El tour alrededor de la esfera comienza con las manecillas esqueletadas de horas y minutos en el centro. La legibilidad está asegurada gracias al alto contraste de los puentes del movimiento negro con las agujas de horas y minutos en tono claro, además de que éstas  tienen perfiles ligeramente curvadas para captar la luz desde cualquier ángulo.

El tourbillon de un minuto ocupa una cuarta parte de la carátula y se puede apreciar a través de la platina del movimiento esqueletado y los puentes a la altura de las 10 horas. El tourbillon late a 28,800 alt/h. La jaula del tourbillon está hecha completamente de material antimagnético y se reduce al máximo para minimizar aún más el peso y optimizar el rendimiento. No sólo se puede admirar el tourbillon desde la carátula,  sino también todo su engranaje, creando una escena de intrincada micromecánica.

Angelus-post4

El indicador de reserva de marcha, con ruedas y engranajes visibles, está a las 8 horas inegrado en el puente esqueletado: una señalización roja indica que es hora de dar cuerda al reloj. En verde, avisa que todo está bien. La función de cronógrafo del  U30 Tourbillon Rattrapante es una de las más refinadas y complicadas, según la firma. La razón es la dificultad de combinar esta función con un tourbillon, ya que el consumo de energía de un mecanismo rattrapante es muy alta.

La función rattrapante o segundos saltantes permite cronometrar distintos eventos que empiezan a la vez pero no terminan al mismo tiempo, por ejemplo la carrera de dos corredores. De esta manera, se colocan dos manecillas de segundos una sobre otra (debajo la que mide las fracciones de segundo). Cuando se inicia el cronógrafo, las dos agujas comienzan a moverse al unísono, hasta se presiona el pulsador de la corona para la función split seconds (segundos saltantes). Al hacer esto, la manecilla superior sigue corriendo y la inferior se para para permitir anotar el resultado. Una vez hecho esto, se vuelve a presionar el pulsador y la manecilla de segundos saltantes se posicionará de nuevo en el punto de salida para realizar de nuevo el conteo de una nueva fracción de tiempo.

Angelus-post1


La rueda de columnas del cronógrafo para la función de fracciones de segundo está visible a las 4 en punto, justo debajo del contador de 30 minutos. El observador puede incluso verla en funcionamiento cuando se activa la función split seconds. Una segunda rueda de columnas en la parte posterior del movimiento controla el cronógrafo.

Angelus-post3

Mientras que la mayoría de los cronógrafos operan en la secuencia de inicio push-to, push-to-stop, y push-to-reset, Angelus U30 Tourbillon Rattrapante es ante todo un cronógrafo fly-back”, lo que significa que se puede restablecer y reiniciar directamente sin tener que pararlo primero. La función fly-back es muy útil ya que permite el reinicio inmediato del cronógrafo con sólo pulsar el botón en lugar de los tres empujes necesarios para cronógrafos estándar.

La caja del reloj es de titanio ennegrecido y mide 47 mm. Tien fondo transparente. La correa es de aligátor negra con inserto de titanio. También hay versión de caucho. Es una edición limitada de 25 piezas.

 

 

Artículo anterior

Pre Baselworld 2016: Romain Jerome tatúa el tiempo en Tatto-DNA by Xoil

Siguiente artículo

Eddie Redmayne, el rostro sensible de Omega

Notas relacionadas
Breitling Super Chronomat
Leer más

Breitling Super Chronomat, campeón EN pesos pesados

El reloj aviador por excelencia de Breitling gana músculo con una versión más grande y con guiños a la estética de los años ochenta. Atentos a su módulo de segundo huso horario en el brazalete.
Leer más

Tráfico de almas

Y la red militar secreta usada por científicos pasó a ser la ‘world wide web’ 30 años. Un tributo con Casio G-Shock “Oak”.
Leer más

Besos de azúcar para mamá

¿Una esfera de cristales de azúcar? Lo ha hecho posible Bovet. Una técnica inédita con pintura en miniatura que captura ternura, amor, nostalgia, coquetería y romanticismo. Ideal para regalar a mamá.
China
Leer más

China se convierte en el gran laboratorio digital (I)

Las firmas internacionales del lujo desarrollan aquí las herramientas que más tarde llegarán al resto de mercados. Primera parte del informe elaborado por Tiempo de Relojes sobre el mercado chino.

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share