Inmersión total de Cuervo y Sobrinos con el titán del océano

Cuervo y Sobrinos lanza la edición especial de su Buceador Caribe con Francisco “Pipín” Ferreras.

Cuervo y Sobrinos lanza la edición especial de su Buceador Caribe con Francisco “Pipín” Ferreras, el titán del abismo. Más de 400 inmersiones superando los 100 metros. Apneísta y amante de la pesca submarina, la leyenda cubana del “freediving” cuenta con más de 21 récords mundiales y aún sigue en activo. Inmersión total de Cuervo y Sobrinos con el titán del océano.

La edición especial Buceador Caribe Pipín llega en tonos verdes con ligero degradado en negro en la carátula, así como toques de color crema y naranja. Cada uno de los modelos de esta colección de Cuervo y Sobrinos celebra el mundo del mar de Cuba donde coexisten mares de color cian, arenas pastel y corales negros. Este Buceador Caribe Pipín llega en caja de acero de 43 mm con hermeticidad a 200 metros. Un ingenioso sistema de pulsador, situado a las 4, desbloquea la corona a las 2. La corona se utiliza para ajustar el bisel giratorio interno, lo que permite que el buzo vigile el tiempo de inmersión. Otra corona, situada a las 9, sirve para ajustar las indicaciones, así como para dar cuerda. Tanto las agujas como los índices están tratados con Superluminova para una perfecta legibilidad bajo el agua. En el fondo, aparece grabada la firma y figura del apneísta.

Titán del abismo

Pipín nació en Matanzas (Cuba) y se une al equipo de la histórica firma relojera “swiss made” fundada en La Habana en 1882. Comenzó a bucear con tan solo 8 años y posteriormente se inició en la pesca submarina con 12 años. Los primeros pasos de Pipín para embarcarse en una carrera brillante en el buceo libre. Logró establecer su primer récord mundial con 27 años. Actualmente, también desarrolla su actividad profesional como productor y fotógrafo submarino, nadando en prácticamente todos los mares del mundo.

“Nos atrajo Pipín por varias razones. Él personifica el espíritu cubano, demuestra una sed de aventura y es increíblemente valiente. De hecho, ambas partes de este acuerdo comparten la misma mentalidad y el mismo amor por Cuba”, asegura Massimo Rossi, CEO de Cuervo y Sobrinos. “Nuestra empresa se estableció en La Habana, Cuba, y desde su fundación en 1882, siempre ha celebrado la cultura latina y el amor a la vida de la nación. Hoy, nuestros relojes se fabrican en Suiza, pero nuestro amor por Cuba nunca ha flaqueado. Cada uno de nuestros modelos cuenta una historia diferente, celebrando la cautivadora historia de la compañía sin dejar de ser relevante para el presente y más allá”.

Alianza prometedora

La alianza entre Cuervo y Sobrinos y Pipín Ferreras promete nuevos capítulos interesantes más allá de este nuevo Buceador Caribe Pipín. Pipín contribuirá a la especificación técnica de los futuros modelos de buceo. Aportará posibles mejoras técnicas y probará las piezas en las condiciones físicas del “mundo real”. El hombre récord cubano trabajará en estrecha colaboración con Cuervo y Sobrinos para crear un nuevo reloj para la firma. En 2004, la casa presentó el Robusto Buceador, el predecesor de este Buceador Caribe. Los orígenes de Cuervo y Sobrinos se remontan a 1882, año en que Don Ramón y sus sobrinos fundaron la casa cubana. Actualmente, la empresa tiene su sede en Suiza, donde fabrica relojes de lujo inspirados en La Habana, el hogar espiritual de la marca. Muchos de los modelos actuales de Cuervo y Sobrinos están dotados de un estilo retro y retoman los vibrantes tonos característicos de la capital cubana.

Ficha tecnica

FICHA TÉCNICA

Buceador Caribe Pipín

    
Movimiento:
   
Calibre automático CYS 5104
   
Función:
   
Horas, minutos, segundos y fecha
   
Caja:
   
Acero 43 mm; 200 m
   
Carátula:
   
Verde
   
Correa:
   
Correa de piel verde. Correa adicional de caucho
   
Versiones:
   
Edición Limitada a 100 piezas
Artículo anterior

Así luce la nueva WOLF Atlas para México

Siguiente artículo

Todo al azul

Notas relacionadas
Leer más

Hielo sobre nieve

Es temporada de esquí, así que fuimos a Jackson Hole con un reloj que resulta el cómplice ideal, el Montblanc 1858 Iced Sea.
Leer más

Su próximo reloj será usado

Según la consultora LuxeConsult, el mercado de relojes de segunda mano triplicará su tamaño en la próxima década y superará incluso al mercado de relojes nuevos.

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share