La estetica della meccanica

Un recorrido fascinante por la historia de la relojería de Bulgari. Pasión mecánica y devoción por los cánones de belleza italianos.

Bulgari demuestra que es maestro en combinar la sensibilidad estética italiana y la técnica superlativa suiza. Gracias a esta visión es capaz de dar un paso más y proponer modelos que rompen moldes. Al margen de sus relojes más reconocibles de los 70 y 80, como Bulgari Roma, Bulgari Bulgari o The Diagono, nuevas propuestas técnicas más complejas que apostaban por tourbillones y grandes complicaciones hasta entonces inéditos en la firma. O la innovación en ultradelgados de récord con Octo Finissimo. Este es un paseo apasionante por sus guardatiempos repletos de innovación, belleza y savoir-faire relojero.

El origen de Bvlgari

Sortirio Bulgari abrió la primera tienda en Via Sistina y el éxito continuó en Via Condotti y otros destinos. El talentoso platero griego fundó Bulgari en Roma en 1884 y la reputación de su exquisitas creaciones en joyería afianzó la excelencia italiana con un sello distintivo único.

Vibrantes colores, combinaciones sofisticadas, volúmenes reconocibles y formas seductoras fueron renovando su lenguaje innovador hasta convertirlo en icono del diseño contemporáneo. 

Con la floreciente época de la dolce vita, la tienda de Via Condotti se convirtió en uno de los lugares de encuentro favoritos de las estrellas del cine y los miembros de la alta sociedad. Bulgari lleva fabricando relojes de alta joyería desde 1918, piezas únicas que han superado la prueba del tiempo. En la década de 1970, su dominio del arte de la relojería dio lugar a la colección Bulgari Bulgari (1975) y, más tarde, a la colección Bulgari Aluminium (1998), cuya reciente reedición ha sido todo un éxito con el juego de frescos colores. Bulgari se distinguió rápidamente por el diseño italiano único de sus relojes, inspirándose en el patrimonio artístico y arquitectónico de Roma.

1975. Bvlgari Roma.

Desde los diseños geométricos y estilizados del art déco en los años 20, pasando por el estilo genuino del brillo del oro amarillo y las espirales Serpenti en los años 40, hasta las audaces combinaciones coloristas de los 50, la fama internacional se alcanzaría plenamente en los años 70 con la expansión por Europa y Estados Unidos. Una firma pionera sin límites. Aquí mostramos algunas piezas de su legado. 

1999. Bvlgari Bvlgari Anfiteatro.
El Valle de Joux

En 1977 Bvlgari presentó el lanzamiento del Bulgari-Bulgari, un reloj que se ha convertido en icónico de la marca —con el nombre dos veces grabado en el bisel—. En el año 2000, la firma adquirió Daniel Roth S.A. y Gerald Genta S.A., dos manufacturas suizas ubicadas en Le Sentier que producen sus propios movimientos. Un paso decidido hacia el mundo de la haute horlogerie que la ha convertido actualmente en una de las firmas más dinámicas, propositivas y aplaudidas en el sector.  Así nació Bulgari Manufacture de Haute Horlogerie, que emplea a unas 100 personas. 


Tres ateliers especializados. Uno para los relojes de sonería, otro para altas complicaciones y un tercero dedicado a los movimiento clásicos.

Desde la investigación y el desarrollo hasta el montaje final, todos los componentes se diseñan y fabrican internamente: se utilizan tornos de barra, máquinas de control numérico por ordenador (CNC) y mecanizado por electroerosión para producir placas y puentes, engranajes y piñones y todos los componentes con una precisión micrométrica (0.001 mm). Aquí se biselan y decoran cuidadosamente a mano, antes de entregarlos a los distintos talleres de montaje. La firma cuenta con tres talleres. Uno de ellos se dedica exclusivamente a los relojes de sonería.

El segundo se enfoca en la creación de grandes complicaciones, como el calendario perpetuo y el tourbillon, entre ellos la familia Octo y modelos Serpenti Seduttori Tourbillon. Y el tercero está dedicado a los movimientos clásicos, donde cobran vida los calibres ultraplanos. Al expertise relojero, se le suma la inmensa experiencia de los talleres de Roma y Valenza para los modelos engastados con joyas.

Innovación sin límites

Desde el 2012 y el lanzamiento de la colección Octo, lo que ahora se ha convertido en Bulgari Horlogerie (División de Relojería de Bulgari) ha introducido una serie de logros en el campo de la alta relojería: el reloj tourbillon más delgado del mundo, el cronógrafo GMT automático más delgado del mercado, el calendario perpetuo más delgado jamás fabricado, así como el reciente Octo Finissimo Ultra con solo 1.8 mm de grosor. En total, Bulgari ya ha batido ocho récords mundiales de delgadez con su colección Octo Finissimo.


Desarrollos técnicos de vanguardia. Superar los límites técnicos con Octo Finissimo, pero también expertos en sonerías y microingeniería con Piccolissimo.

El arte del sonido es otro de los fundamentos relojeros que domina completamente la firma. Cuenta con el Octo Finissimo Minute Repeater (dos martillos), el Octo Roma Carillon Tourbillon (tres martillos) y el Octo Roma Grande Sonnerie Perpetual Calendar (cuatro martillos). Esta familia de gran complicación cuenta con complejos movimientos que albergan hasta 1,200 componentes.

En gran complicación cuentan con complejos movimientos que albergan hasta 1,200 componentes.

En el segmento femenino, la creación mecánica también sorprende. El Calibre BVL 100, denominado Piccolissimo, representa el último en miniaturización con sus 12.30 mm de diámetro y 1.3 gramos de peso. Se utiliza en los relojes secretos de la colección Serpenti Haute Joaillerie. La innovación permanente también ha permitido jugar con los materiales: desde el platino hasta el tantalio, pasando por los diversos tipos de oro y el reciente uso del carbono. Sus altas complicaciones han recibido numerosos galardones en el Grand Prix d´Horlogerie de Genève y sus creaciones marcan tendencias tanto para el segmento masculino como para el femenino.

Expresiones genuinas de la elegancia

La colección Octo Finissimo se consolidó con la caja de titanio, pero ha expresado su versatilidad con diferentes materiales. Este año destaca el Octo Finissimo Carbongold Automático y el Octo Finissimo Carbongold Calendario Perpetuo. Ambos con caja, esfera y brazalete de carbono antracita con un acabado mate y elementos dorados lucen en la corona, índices y manecillas.

A la izquierda, Octo Finissimo Carbongold Calendario Perpetuo con Calibre BVL 305 automático, marcha 60 horas,
caja de carbono 40 x 7.60 mm y sumergible 30 metros. A la derecha, Octo Finissimo Carbongold Automático con Calibre BVL 138 automático, marcha 60 h, caja de carbono 40 x 6.90 mm y sumergible 100 metros.

Octo Finissimo Carbongold Calendario Perpetuo

Nueva expresión de la saga Octo Finissimo en carbono y oro lanzada en Geneva Watch Days. Fue el gran reloj del año en su lanzamiento en 2012, tras lograr el Aiguille d’Or concedido por el Gran Prix d’Horlogerie de Genève, con récord ultrafino por sus 5.8 mm y un calibre de 2.75 mm de grosor. La nueva combinación aporta a la pieza refinada sutileza. El grosor se eleva ahora ligeramente a 7.60 mm en total. Extremadamente ligero frente al desafío de la eternidad.

Octo Finissimo Carbongold Automático

Es la pieza donde se cimenta la arquitectura reconocible de la redondez del bisel y la estructura octogonal de la esfera. Así que aún luce con mayor plenitud en el este nuevo código de la belleza más contemporánea. En estas nuevas piezas, el fondo transparente también exhibe el contraste en el calibre. Sujeto por ocho tornillos de metal precioso, los puentes son de oro rosa decorados con Côtes de Genéve. La masa oscilante está forjada en platino y luce un chapado en oro rosa también. 

El veneno mortal de la belleza

Serpenti Misteriosi

Nuevo Serpenti Misteriosi. Caja y brazalete en oro blanco de 18 quilates con diamantes y ojos de esmeralda, y esfera con pavé de diamantes. La cabeza se abre para mostrar el reloj con solo presionar la lengua del reptil.

Arte de la joyería, miniaturización extrema y el savoir-faire seductor en un solo reloj. Inspirándose en el rico legado creativo la maestría romana del tiempo, los relojes secretos Serpenti Misteriosi entrelazan la maestría joyera y las proezas relojeras de Bulgari en preciosas expresiones de glamour italiano. Equipado con el micromovimiento Piccolissimo, el reloj oculta una esfera engastada con diamantes en el interior de la cabeza de la serpiente.

El movimiento BVL100 es un ejercicio de miniaturización extremo.

La cabeza se abre para mostrar el guardatiempo con solo presionar la lengua del reptil. Picolissimo cuenta con 102 componentes que dejan ver el barrilete de 5 mm y un grosor de 1.47 mm, con un muelle de 170 mm de largo antes de enrollarlo. El minúsculo corazón mecánico mide 12.30 mm de diámetro, 2.5 mm de grosor y pesa 1.30 gramos. Cuenta con volante regulador de oro blanco para una inercia óptima. La corona bidireccional ubicada en el fondo de la cabeza permite dos funciones: dar cuerda y ajustar la hora. 


Un Serpenti Misteriosi seductor. Caja y brazalete en oro rosa de 18 quilates lacados en negro con diamantes talla navette, dos ojos de esmeralda en forma de pera y esfera con engaste nieve de diamantes.
Eterna gloria imprerial

Una de esas creaciones sutiles que combinan nuevamente alta joyería y alta relojería en un guardatiempo secreto. Los primeros relojes Monete evocan las joyas romanas del siglo I d.C. Estas piezas están inspiradas en el concepto Gemme Nummarie de Nicola Bulgari en los años 60 y ahora están equipadas con el movimiento Piccolissimo BVL100. Las dos creaciones remiten a los elementos característicos de la gloria imperial de Roma con la estética renovada y contemporánea que llevó al joyero a incorporar monedas de 2000 años de antigüedad.


Monete Catene. Caja y brazalete de cadena en oro rosa de 18 quilates con diamantes, tapa en oro rosa de 18 quilates con un denario de plata, esfera de madreperla y diamantes engastados como índices, brazalete de cadena en oro rosa de 18 quilates con diamantes engastados (4.10 ct). Luce una espléndida moneda de plata con la efigie del emperador Caracalla, cuyo mandato tuvo lugar entre el 198 y el 217 d. C.

La pieza de una carátula está diseñada con ocho facetas y su caja evoca el techo de la basílica de Majencio en Roma. La versión Dual Time, por su parte, presenta caja rectangular y su brazalete se ha inspirado en un reloj rectangular diseñado para la firma en los años 70. Las cinco filas de eslabones alternan el oro rosa engastado y el oro amarillo, y están sujetas por barras de oro blanco engastadas con diamantes baguette. Dos cabujones de esmeralda en los laterales permiten abrir la caja para poder visualizar la hora.


Monete Catene Dual Time. Combina el oro rosa y el oro amarillo y distingue sus dos carátulas con manecillas de distintos colores para mostrar dos husos horarios. Diamantes corte baguette y engaste nieve realzan su extraordinario brillo. Exhibe dos monedas que hacen alusión al reinado de Septimio Severo, emperador romano de 193 a 211 d.C., y la emperatriz Julia Domna.
La historia oficial de la relojería de Bulgari

Son 300 páginas y ocho capítulos escritos en inglés por destacadas personalidades, amigos, embajadores y expertos de la marca Bulgari. Un valioso archivo con imágenes enriquecedoras y esclarecedoras de un legado eterno. Beyond Time, la única historia oficial de la relojería Bulgari, se ha publicado en septiembre de 2023 por Assouline. Esta es la primera edición de este tipo para la manufactura, cuya creatividad relojera ya ha superado los 100 años.


“Nuestros relojes de alta joyería para mujeres no forman parte de un proceso decorativo. Es una expresión de la esencia de nuestra alma como joyeros”, dice Jean-Christophe Babin, CEO de Bvlgari.

Un enfoque editorial sin precedentes que establece un diálogo abierto entre los propios guardatiempos de la casa italiana y personalidades relevantes y famosas como directores de cine, atletas, músicos… Sello italiano bajo la perfecta alianza de la manufactura suiza. Beyond Time es una visión enriquecedora desde múltiples ángulos con la creación inspiradora de cada reloj de Bulgari.

Leslie López

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

Artículo anterior

Cuervo y Sobrinos celebra el espíritu latino en México

Siguiente artículo

Maestría de las complicaciones

Notas relacionadas

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Coordinadora de Eventos

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas.

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Colaborador Autos
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share