fbpx

El nuevo Virtuoso VIII Chapter Two juega con la perfecta simetría

Es la nueva interpretación de Pascal Raffy de su tourbillon volante con 10 días de reserva de marcha y gran fecha. Virtuoso VIII es una de las grandes complicaciones de Bovet, con más de una decena de declinaciones en el catálogo. Pero este Chapter Two llega en oro rosa con nuevo diseño de carátula y un calibre con precisión cronométrica mejorada. Con la singular caja dimier de 40 mm de cristal inclinado, Virtuoso VIII renace como expresión más clásica de la relojería tradicional.

Chapter Two rediseña su dial de forma más simétrica con dos esferas en aventurina —una indicación de la potente reserva de marcha y otra, ventana de fecha—. Con una esfera en forma de ocho, la elegante estética simboliza de forma expresa el número de la suerte, el infinito y la perfección. A las 6 h, se mantiene el tourbillon con la indicación de los segundos en un índice atornillado a la rueda de la jaula del dispositivo antigravedad. Como nuevo rasgo visual, también se exhibe el sistema de carga esférica justo debajo de la corona ubicada a las 12 h.

Virtuoso VIII Chapter Two monta el nuevo calibre manual 17BM06-GD, un movimiento que perfecciona algunos detalles técnicos de su antecesor 17BM03-GD. Su tourbillon volante de doble cara se ha mejorado gracias a un volante de inercia variable. Y los relojeros han montado una espiral con una terminación circular de mayor precisión. Es estratégica la posición central del tourbillon y la ubicación a ambos lados del escape y el conjunto del volante y la espiral, que además respeta el diseño armónico equilibrado de la esfera semiesqueletada. La jaula del dispositivo antigravedad es de titanio, lo que aligera su peso y supera las cargas magnéticas.

Cabe recordar que es un movimiento de manufactura con tres patentes —sistema de carga esférica, tren con engranaje múltiple y tourbillon de doble cara—. El secreto de la reserva de marcha de 10 de días con un solo barrilete radica justamente en ese ingenioso mecanismo de engranaje tridimensional múltiple con diferencial esférico. Y como rasgo esencial de Bovet, destaca su savoir-faire en el cuidadoso acabado artesanal. La decoración Côtes de Genève circular de los puentes en ambas caras del reloj. El acero es angulado y pulido, así como las placas de las ruedas son anguladas y presentan molduras.

A falta de dos años para que Bovet 1822 cumpla sus dos siglos, Raffy sigue creando en el castillo de Môtiers guardatiempos para deleite de coleccionistas. Y anuncia que limitará toda la producción anual a 800 piezas cada año. Este Virtuoso VIII Chapter Two es una edición limitada de 50 ejemplares.

No Comments Yet

Comments are closed