El renacimiento de Piaget Polo 79

Una reedición con calibre ultrafino para celebrar el 150º aniversario de la maison

“Realmente teníamos que responder a esta demanda particular de nuestros clientes, que están acostumbrados a comprar sólo relojes de vestir”, explicaba Yves Piaget en ese momento. “Pero ahora a nuestros clientes les gusta cada vez más hacer deporte. Es parte de la evolución de nuestras vidas hoy. Quieren ser exquisitos, incluso en el deporte. Quieren llevar un reloj mejor, incluso en su deporte. Por eso creamos esta línea deportiva que es hermética y a prueba de golpes”. Aquí está la explicación del nacimiento del Piaget Polo en 1979. Origen deportivo, sello elegante y espíritu elitista. Piaget Polo resucita para celebrar el 150 aniversario de la maison.

Código sport-elegant


Era el nacimiento del código sport-elegant que domina la industria relojera actualmente. Piaget mantenía una conocida reputación por sus piezas refinadas, pero la demanda ya apuntaba un giro en el mercado. Piaget Polo fue la respuesta. Deporte de élite y sentido de la elegancia que comenzó a generar aquella comunidad llamada “Piaget Society”. Yves Piaget, amante del mundo ecuestre, fraguó un diseño que se convirtió en un reclamo trend-setter en los años 80. El Piaget Polo aparecía reluciente tanto en los clubes nocturnos de Nueva York —Regine´s o Studio 54— como en los clubes de Polo de Palm Beach.

Brillantes años 70

La década de 1970 fue el momento de la irrupción de los relojes sport-elegant: el Nautilus de Patek Philippe, Royal Oak de Audemars Piguet, Girard-Perregaux Laureato, Vacheron Constantin 222, Ingenieur SL de IWC Schaffhausen, por mencionar algunos. La mayoría apostaban por el acero, pero Piaget Polo concibió su pieza con sutil refinamiento: fabricado completamente en oro, el diseño de reloj y brazalete estaban perfectamente integrados en una pieza armónica.

Diseño moderno unisex

Era una época en la cual Piaget solo trabajaba con metales preciosos. Se anunciaba de forma ambiciosa como “el mejor reloj deportivo del mundo” y su figura ergonómica abrazaba la muñeca como una auténtica joya. Con diseño “unisex”, ya adelantándose a su tiempo, el Piaget Polo lucía como un reloj escultural elaborado a partir de una sola pieza de oro. Con una decoración ya icónica, su estética luce el motivo horizontal de una construcción de eslabones en bloque que alternan gallones pulidos y cepillados, en continuidad desde el brazalete hasta la caja y la propia esfera.

Calibre ultrafino

El nuevo modelo recupera la expresión más depurada del diseño original, aunque actualizado. En lugar de cuarzo, el nuevo Piaget Polo monta el calibre automático ultrafino 1200P1 de manufactura que se exhibe en el fondo. Su caja de oro se amplía ligeramente a 38 mm.

En 1976, Piaget había lanzado el famoso 7P, en aquel momento el movimiento de cuarzo más plano del mundo, que equipaba los primeros ejemplares del Piaget Polo. A principios de la década de 1980 fue reemplazado por el 8P de 1,95 mm aún más delgado. Pero el célebre calibre mecánico 9P también se utilizó para fabricar determinados modelos de Piaget Polo. El éxito del modelo provocó la fabricación de numerosas variaciones: redondo, cuadrado, engastado, dorado bicolor, calendario perpetuo… incluso apareció con una correa de cuero. El Piaget Polo 79 ha renacido.

Leslie López

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

Artículo anterior

Longines recupera su reserva de marcha única

Siguiente artículo

Comienza la cuenta atrás del show relojero más dinámico del año

Notas relacionadas

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Coordinadora de Eventos

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas.

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Colaborador Autos
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share