chronoswiss

El glorioso homenaje de Montblanc al bardo inmortal William Shakespeare

Alguna vez un crítico dijo que William Shakespeare era una especie de centro del universo literario: toda creación previa a su trabajo, recae en él; todo lo posterior, regresa a él. Y es que el Bardo de Avon no sólo nos legó clásicos inmortales —la lista es inmensa—, sino que sus obras han marcado la educación sentimental de Occidente. Gracias a él sabemos amar, reír, sufrir, conocemos la oscura profundidad de los celos, la venganza y las intrigas, y hasta nos preguntamos acerca de la existencia.

Este año se cumplen 400 años de su muerte y el mundo se ha encargado de celebrarlo con varios homenajes. Uno de ellos es la inclusión de su nombre en la colección Grandes Escritores de la firma Montblanc, que, desde 1992, rinde tributo a los novelistas, poetas y dramaturgos más destacados de la historia. Los genios de la casa alemana han trasladado detalles de la vida del inglés a dos instrumentos de escritura que harán las delicias de los amantes de las letras.

El primero, llamado simplemente William Shakespeare, posee una innovación única: el clásico capuchón muestra, contrario a la tradición, una forma octagonal en referencia a la estructura del legendario Globe Theater, recinto circular donde Shakespeare presentaba sus obras. Además, el mismo capuchón cuenta en su resina preciosa con los colores blanco y negro, una alusión a las banderas que se izaban en el teatro para señalar la clase de obra que se presentaría al público (blanco para la comedia y negro para la tragedia).

Los colores blanco y negro aluden a las banderas que se izaban en el teatro para señalar si se presentaba una comedia (blanco) o una tragedia (negro).
Los colores blanco y negro aluden a las banderas que se izaban en el teatro para señalar si se presentaba una comedia (blanco) o una tragedia (negro).

En lo que concierne al cuerpo, éste tiene un grabado especial que genera la sensación de tomar una pluma fuente, en aras de asemejarse a las herramientas con las que el Bardo escribió sus obras maestras. Justo al final del grabado hay un anillo dorado, que es un guiño al arete que Shakespeare porta en el retrato de Chandos, una de las imágenes más emblemáticas que se tengan de él.

Otro anillo enchapado en oro contiene siete símbolos en relieve que representan sus más grandes obras. Entre ellos están una rosa y una daga, en alusión a Romeo y Julieta; un cráneo para la escena más recordada de Hamlet; la conflictiva corona de Macbeth, y un par de piezas de ajedrez que representan a El Rey Lear. Finalmente, el plumín de oro 750 tiene un grabado que nuevamente rinde tributo al Globe Theatre, al que Shakespeare llamaba de manera afectuosa la “O de madera”.

El plumín de oro tiene un grabado en homenaje al Globe Theater.
El plumín de oro tiene un grabado en homenaje al Globe Theater.

Por otro lado, la edición William Shakespeare 1597 presenta algunas diferencias respecto a su hermana. Para empezar, sólo se han fabricado 1597 instrumentos de escritura, en referencia al año en el que el británico publicó su obra más importante: La tragedia de Romeo y Julieta. En segundo lugar, el cuerpo es multicolor y presenta patrones guilloché que evocan la pluma fuente del escritor revestida con laca preciosa, mientras que el capuchón es negro. Tiene elementos de diseño Tudor para rememorar la época en que Shakespeare escribió la mayoría de sus obras y el mecenazgo de la Reina Isabel I, también conocida como la “Reina Virgen”.

La hermosa edición William Shakespeare 1597, con una producción limitada a 1,597 instrumentos de escritura. Ese fue el año en que Shakespeare escribió "La tragedia de Romeo y Julieta".
La hermosa edición William Shakespeare 1597, con una producción limitada a 1,597 instrumentos de escritura. Ese fue el año en que Shakespeare escribió La tragedia de Romeo y Julieta.

Otros detalles que pueden apreciarse son la firma del dramaturgo en la parte delantera de la estilográfica y una Rosa Tudor en la base del cono de resina negra, que era la insignia favorita de Isabel I. Según Montblanc, la laca azul encima del cono hace referencia al color definido como ‘azul real’, ya que era el que la realeza, la nobleza y los miembros del Consejo usaban.

Una sorpresa más es que la marca ha lanzado una tinta terciopelo roja para acompañar estos instrumentos de escritura. La fuente de inspiración fueron los colores de las banderas que ondeaban sobre el teatro para indicar la interpretación de uno de los dramas históricos de Shakespeare, así como la pluma fuente roja que él usaba.

El plumín de la edición Grandes Escritores William Shakespeare 1597 de Montblanc.
El plumín de la edición Grandes Escritores William Shakespeare 1597 de Montblanc.

Ambas ediciones estarán disponibles en agosto de este año, así que no pierdas la oportunidad de celebrar a uno de los máximos literatos de la historia con una de estas plumas tan inmortales como el hombre que las inspiró. Haz que la tinta permanezca viva.

 

Artículo anterior

La génesis del fenómeno sport-elegant

Siguiente artículo

El dios Michael Phelps habla desde el Olimpo

Notas relacionadas
Leer más

“Voy adonde haga falta”

Una entrevista Con Audrey Raffy, nombrada vicepresidente de Bovet 1822. La nueva generación familiar de la firma independiente del castillo de Môtiers
Leer más

Puebla “Attack Mode”

El joven Pascal Wehrlein, del TAG Heuer Porsche Formula E Team, ganó el e-Prix de Puebla de la Formula E, pero fue descalificado.
Leer más

MOLTO VERSATILE

El actor Horacio Pancheri nos acerca a un día en su vida para mostrarnos las capacidades camaleónicas del ‘Bulgari Octo Finissimo Cronógrafo GMT’

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share