fbpx

El color de una generación

“El rosa milenial ha muerto”, se declaró en el mundo de la moda hace un par de años. Por eso, a primera vista, sorprende que Hublot, que siempre está en tendencia, lance ahora un Big Bang Millenial Pink. Sustituido por el coral y más tarde por el azul clásico, el rosa milenial pudo haber “pasado de moda”, o al menos reducido el hype que provocó cuando recibió el nombre de una generación. Y ahí está la clave para entender este reloj. Hublot no lo incluyó en su catálogo por el furor que siga o no causando en las calles, sino precisamente por lo anterior: no existen el “negro generación X” o el “amarillo Baby Boomer”, ni nada por el estilo. Bajo esos términos, la polémica generación milenial es la única que ha inscrito su nombre en las paletas cromáticas del mundo.

Big Bang Millenial Pink: Un reloj sin género

El rosa milenial fue —y sigue siendo— un disruptor. Separó al rosa del imaginario femenino, algo que se introdujo en las primeras décadas del siglo XX por el marketing de entonces, y lo volvió universal. Así, el rosa comenzó a estar de nuevo en los guardarropas de quienes quisieran usarlo de manera independiente a su sexo o su identificación de género. Este color, además, permeó en la arquitectura, el diseño de interiores, los accesorios y los gadgets. Recordemos que Apple causó furor con sus iPhone y MacBook en rosa milenial metalizado.

 

Dos correas color rosa milenial: una de velcro tejido con pespuntes y otra de caucho.

En esta colaboración con Lapo Elkann y su estudio Garage Italia, por lo que Hublot apuesta en realidad es por un reloj libre de sesgos. Big Bang Millenial Pink es un reloj de género neutro. “La lista de cosas que tenemos en gran estima, incluye también la habilidad de innovar, cambiar, ser diferente”, dice Ricardo Guadalupe, CEO de Hublot, quien menciona que para crear el color requirieron de su experiencia en tecnología de materiales. Obtuvieron una caja de 42 milímetros de aluminio anodizado color rosa milenial y un fondo de caja de titanio con el mismo color, que se extiende a las dos pulseras que lo acompañan. Para Lapo Elkann —“el renacido de la dinastía Agnelli”—, como lo ha llamado El País tras el accidente automovilístico que lo transformó de un alocado playboy en un filántropo comprometido—, la intención de esta colaboración como todo lo que hace desde Garage Italia es “formar parte de un mundo en el que la personalidad de cada persona se defina por su amor a la vida y su capacidad de inclusión, en lugar de por su poder o su superioridad”.

Lapo Elkann y Carlo Borromeo, director de Garage Italia, trabajando en el Big Bang Millenial Pink
Una visión “llena de sustancia”

Para Hublot este reloj es un manifiesto de su forma de ver el mundo. Conservan los valores tradicionales del mundo relojero, pero “usando una lente de positividad”. Este rosa ayuda a la marca a expresar un enfoque de la vida que es seguro, inclusivo, agradable, joven y fresco. “Más que un simple producto, nuestra intención es crear algo que represente un cambio positivo”, dice Lapo Elkann. Así que el Big Bang Millenial Pink nos liberará de etiquetas como “femenino” y “masculino”. Es, sencillamente, un reloj para todos que destaca por su movimiento HUB1280. Un cronógrafo automático limitado a 200 piezas. Su universalidad la demuestra Kylian Mbappé, el delantero del París Saint-Germain que también es embajador de Hublot y que porta sin prejuicios el Big Bang Millenial Pink. Basta del rosa para niñas y el azul para niños. Los colores no tienen género y, para prueba, este reloj. —Mónica Isabel Pérez

Especificaciones técnicas del Big Bang Millenial Pink

Caja de 42 mm con aluminio anodizado de color rosa milenial pulido y satinado
Fondo de caja de titanio satinado con la inscripción “Edición Limitada”
Esfera de esqueleto rosa milenial con apliques del mismo color en mate
Cronógrafo automático calibre HUB1280
Reserva de marcha: 72 horas y 100 metros de hermeticidad
Dos correas color rosa milenial: una de velcro tejido con pespuntes y otra de caucho
Limitado a 200 piezas. 20, 900 dólares.

No Comments Yet

Comments are closed