fbpx

Pancho Villa se marca un baile en la Ópera

Jacob & Co. tomaba reconocimiento a principios de los 90 como el gran joyero de las celebridades y, en 2006, presentó su división de relojería. Si atendemos a su origen, se entiende mejor este tipo de sorprendentes propuestas “out of the box” como el Ópera. Un guardatiempo ya conocido cuyo atractivo mecanismo presenta una caja de música que recupera el savoir-faire de la mejor tradición artesanal suiza y se presenta como gran complicación —al estilo de Antoine Favre a finales del XVII y principios del XVIII—. Lo nuevo de esta versión es que inaugura la colección “Íconos de México” con nada menos que Pancho Villa.

Junto a El Padrino (Godfather) y Tony Montana (Scarface), el Ópera de Jacob Arabo eleva la música acorde al espíritu realmente provocador o revolucionario. Frente al perfil más convencional de personajes históricos o literarios del pasado que predominan en la industria, la firma rescata a otro “enfant terrible”, pero que, a diferencia de los otros protagonistas mencionados, murió asesinado bajo la bandera de la justicia y la libertad.

“Soldado del pueblo y caudillo de mis soldados, servidor sincero y desinteresado de mi patria y de mi pueblo”. La figura de Francisco Villa, pintada a mano, luce con jerarquía contestataria en el centro de la esfera. El reloj exhibe otros detalles representativos de México, mercado para el que se ha diseñado en exclusiva. La caja musical de dos cilindros toca la melodía del himno nacional. Y sobre el piano negro, la placa de oro rosa luce con un águila de majestuosas alas —“Pieza Única”—.

Además de la caja musica, el Ópera destaca por su imponente tourbillon de triple eje. Y toda la esfera con las indicaciones de horas y minutos gira 360 grados. Literalmente, Pancho Villa se marca un baile en esta Ópera al son del himno nacional de México. La carátula cuenta con un sistema patentado de engranaje diferencial que permite siempre mostrar el contador de las horas a las 12 para una lectura fácil.

Técnicamente, es una guardatiempo muy complejo cuyo volante central impulsa los dos cilindros de generan la melodía y, a la vez, la energía necesaria para la rotación del movimiento —se activa gracias al pulsador ubicado a las 10 h—. La caja de oro rosa, hermética a 30 metros,  es una bóveda de cristal de zafiro de 43 mm que exhibe íntegramente el mecanismo. El calibre manual JCFM04 está fabricado en oro, acero, titanio y latón. Y ahí luce simbolismo concentrado del universo revolucionario mexicano en todo su esplendor.

Una ambiciosa propuesta “ad hoc” y una exuberante creatividad que se inspira en lo imposible. Tras “El Centauro del Norte”, el único latinoamericano que lideró una invasión a Estados Unidos, ¿quién será el próximo ídolo en este altar operísitco? Jacob & Co. anuncia que llegarán más personajes a la colección “Íconos de México”.

No Comments Yet

Comments are closed