La locura de only watch

Los precios alcanzados en Only Watch este año son desorbitados. ¿Hasta cuándo durará esta burbuja?¿Es una euforia pasajera o tendrá consecuencias en la industria?

La subasta filantrópica se ha convertido en el termómetro perfecto para medir la temperatura de cada firma y su caché de colección. Este año, los precios desorbitados nos obligan a hacer un análisis de las casas relojeras más hot del momento que vendieron sus piezas con valor muy superior al precio de salida. ¿Estamos llegando ya a una burbuja imposible de mantener?¿Qué consecuencias especulativas tienen estos precios en alza en la industria?

No queda duda que Only Watch es un escaparate solidario donde el espíritu altruista es el motor para que las firmas sorprendan con ejemplares únicos que exhiben poderío técnico. Como decimos, los resultados cada año dejan con la boca abierta. Este 2021, la puja ha recaudado 32.1 millones de dólares que servirán para investigar la distrofia muscular de Duchenne. En esta novena edición participaron 53 firmas de relojes y 850 aficionados de 25 países pujaron por alguna de las piezas. En todas las ediciones de esta singular subasta bianual, se ha logrado reunir más de 110 millones de dólares. 

En esta ocasión, cinco relojes superaron la frontera del millón de francos suizos. Vamos por partes para conocer el Top Ten de firmas que se colocan en el podio de las más codiciadas y posicionadas en el mercado. Las enumeramos según la multiplicación de su valor en esta subasta. Tomamos en cuenta al precio estimado mayor para establecer cuántas veces más pagaron por la pieza. Lo que queda claro, es que los indies disfrutan de una época dorada que desbanca a piezas de firmas consolidadas. ¿Por qué se valoran tanto en los pisos de remates? No es una tendencia solo en Only Watch, sino también en el resto de casas de pujas. Y luego está el fenómeno de Tudor, siempre con precios desproporcionados.

1. Tudor Black Bay GMT One

Una técnica secreta de envejecimiento del acero inoxidable le aporta una pátina insuperable. Tiene certificado Master Chronometer, uno de los más exigentes de la industria. La pregunta que se hace todo el mundo es: ¿son estas razones suficientes para que Tudor aumente su valor de salida en Only Watch de forma explosiva?¿Quién está dispuesto a pagar 81.25 veces más por un reloj que de precio máximo de salida cuesta 8,000 CHF y se termina adjudicando por 650,000? En 2017 el ejemplar subastado alcanzó 350,000 CHF y dos años antes su valor de 375,000 CHF fue 121 veces mayor al precio de inicio.

2. Patek Philippe Complicated Desk Clock Only Watch


Inspirado en el reloj creado por James Ward Packard en 1923 que está en el museo de la firma. Se vendió 19 más caro que su precio de salida de 500,000 CHF. Pagaron CHF 9.5 millones. Aunque no rompió récord como otros años, fue el reloj más caro de la puja. Aunque no hay que olvidar que en 2019 el Grandmaster Chime de acero se vendió por la escalofriante cifra de CHF 31 millones, convirtiéndolo en el reloj más caro del mundo. En este caso, un Patek es siempre un Patek y no puede bajar la guardia. Pero, ¿adónde llegaremos en próximas ediciones?¿Qué punto de quiebre representa para el universo relojero?

3. F.P. Journe x Francis Ford Coppola Blue

El cineasta italiano se inspiró en la mano mecánica hecha por Ambroise Paré (1509-1590), padre de la cirugía moderna. Todo un acierto para apuntalar la reputación ya sólida de este relojero-genio. Una pieza muy especial por la que pagaron 11.25 veces más que el precio de salida más alto: 400,000 CHF. En total, se adjudicó por CHF 4.5 millones. Por un día fue el reloj más caro de un relojero independiente. El 7 de noviembre un ejemplar de Philippe Dufour se vendió por CHF 4.75 millones de la mano de Phillips.

4. Royal Oak Jumbo Extra-Thin Only Watch

El Royal Oak cumplirá 50 años en 2022. Y sin duda la sombra del éxito tuvo mucho que ver en la cifra alcanzada por esta pieza única en la subasta filantrópica. Logró recaudar CHF 3.1 millones por su Royal Oak icónico. Pagaron 9.6 veces más por la pieza con valor de inicio de 320,000 CHF. Sin duda, este resultado es un buen comienzo para celebrar el medio siglo del diseño más emblemático de la casa de Le Brassus en pocos meses.

5. H. Moser & Cie. Streamliner Cylindrical Tourbillon Only Watch

Combina Vantablack®, el revestimiento súper negro que tiene fama de ser la sustancia artificial más oscura que existe, con un movimiento tridimensional equipado con una espiral cilíndrica, alojado en la caja Streamliner. Una factura impecable que aumentó su precio de salida 9.3 veces. De 80,000 pasó a 750,000 CHF. Un independiente que sigue ganando reputación en la industria.

6. Akrivia Chronomètre Contemporain II

Tanto la esfera como el movimiento del RRCCII conservan la estética del original, pero fue construido desde cero como un reloj completamente nuevo. Compuesto por 14 componentes, la caja de platino ha sido hecha a mano por el legendario Jean-Pierre Hagmann. Mucho mimo para un reloj que se ha cubierto de gloria en Only Watch. Porque ha recaudado 800,000 CHF, es decir, ocho veces más que la propuesta de 100,000 CHF.

7. Blancpain Tribute Fifty Fathoms No Rad for Only Watch

Se inspira en un reloj de buceo de la casa de mediados de los 60, que fue utilizado principalmente por los nadadores de combate de la Armada alemana. Su rasgo más distintivo está en su esfera y es un logotipo “sin radiaciones” que indica que Blancpain no utilizó materiales luminiscentes compuestos de radio, un elemento altamente radiactivo declarado nocivo para la salud. Es uno de los relojes Fifty Fathoms más codiciados entre los coleccionistas. Tal vez esta sea la razón de la cantidad astronómica que se pagó por esta versión única, 7.2 veces más que su precio de inicio. Un total de 130,000 CHF por un ejemplar de 18,000.

8. Chanel The J12 Paradoxe Only 2

Un par de relojes de cerámica blanca y negra mate de alta resistencia con una ejecución especial en negro del calibre automático 12.1 visible a través de un cristal de zafiro grabado “Pièce unique. Only Watch 2021”. El savoir-faire relojero de las casas de moda se consolida, pero en esta ocasión también supera con creces su valor esperado. En este caso, el martillo cedió cuando alcanzó el valor de 280,000 CHF, siete veces por encima de lo que esperaba obtener, que era 40,000 CHF.

9. Richard Mille RM 67-02 Charles Leclerc Prototype

Las líneas estrechas y tensas del rotor, elaborado con carbono TPT® y oro blanco, los puentes y la placa base de titanio de grado 5 con recubrimiento DLC subrayan la calidad deportiva de este reloj. La caja está fabricada en Quartz TPT® blanco y rojo, materiales compuestos exclusivos de Richard Mille que poseen una excepcional resistencia a los golpes. Un prototipo a la carta para el piloto automovilístico Leclerc. En este caso, pagaron CHF 2.1 millones, 6.3 veces de su precio inicial de 330,000 CHF.

10. De Bethune x Voutilainen Kind of Magic

Este reloj es el resultado de un encuentro mágico entre dos relojeros, Denis Flageollet y Kari Voutilainen, basado en el respeto mutuo, una visión común de la relojería y un sentido único de independencia. Este ejemplar único logró reunir CHF 1.3 millones. La cifra inicial máxima era de 250,000. El comprador ofreció 5.2 veces más.

Artículo anterior

el nuevo lenguaje de porsche Design

Siguiente artículo

“No te rindas”

Notas relacionadas
Leer más

Perrelet adopta look racing

Turbine Carbon Racing se inspira en los circuitos de carreras gracias a los colores que evocan la bandera de cuadros blanca y negra que ondea al final de la carrera o la roja que indica la suspensión del trayecto
Leer más

Leroy luce esqueleto Art Déco

El Tourbillon Regulator Skeleton de Leroy late con calibre calado con decoración Art Déco. Una obra de arte en miniatura.

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share