fbpx

La perfecta orquesta Code 11.59 by Audemars Piguet

Grande Sonnerie Carillon Supersonnerie es la nueva complicación de la familia Code 11.59. Y no deja de ser una buena noticia para los amantes de la relojería. Una perfecta nueva orquesta como obra de arte nace en la manufactura de Audemars Piguet.

En primer lugar, por el nuevo movimiento de cuerda manual 2956 con la tecnología Supersonería patentada en 2015 en la colección Royal Oak Concept. Es otro espectacular calibre nuevo que se une al 2959 de la primera Supersonería y al mecanismo 2937 de tres patentes de Renaud & Papi con el cual la última Supersonnerie abrió nuevas posibilidades de la experimentación del sonido. Y, en segundo lugar, por la colaboración de las manos mágicas de Anita Porchet, que llena de color la experiencia sensorial de esta Grande Sonnerie.

La colección evoluciona muy en serio y no era un superfluo recurso comercial. Recientemente, Audemars Piguet amplió la colección Code 11.59 con un Flying Tourbillon Chronograph de bella factura esqueletada, además de crear un mayor catálogo con nuevos juegos de color en las piezas básicas. Y ahora llega otra pieza con la que marca la singularidad de su propio lenguaje y tono. El colorido universo de Anita Porchet se hace eco del inquieto y fructífero diálogo que la manufactura de Le Brassus mantiene con el arte.

Perfecta orquesta Code 11.59 de colorida música

Refinadas esferas pintadas a mano donde también el cliente puede elegir un esmalte personalizado. En esta puesta de largo, la artista ha creado una trilogía de esferas en esmalte decoradas con paillons (laminas de oro) para el nuevo Grande Sonnerie Carillon Supersonnerie. Un ejercicio métiers d’art con más de un siglo de antigüedad de los que tanto gusta a Audemars Piguet, que entiende su filosofía como un permanente juego entre el savoir-faire tradicional y el diseño contemporáneo.

“Lo que me fascina de este oficio son las posibilidades y la creatividad de 360º que ofrece. Me siento como un pintor frente a un lienzo en blanco. Colaborando con Audemars Piguet, he disfrutado de una enorme libertad para explorar una reinterpretación contemporánea de la técnica ancestral ‘paillonné’, lo cual ha enriquecido mi visión creativa”, asegura Porchet, reconocida notablemente en la industria con un galardón especial del jurado en el Gran Premio de Relojería de Ginebra del 2017.

Cada una de las esferas de esmalte «Grand Feu» es inimitable en esta perfecta orquesta Code 11.59 by Audemars Piguet. Cada esfera de oro, donde se mezclan capas de arena de cristal con agua, se cuecen en un horno a 800 ºC. Un proceso arriesgado y complejo de dominio de la pintura y máximo control de los tiempos del trabajo artesanal.

Tras esta pieza de sólida pretensión artística, se consagra el mecanismo. “La Grande Sonnerie es la culminación de los relojes con sonería. Como en una orquesta, los componentes deben estar sincronizados a la perfección para que la sonería marque de forma automática las horas y los cuartos. Tardamos cuatro años en encontrar la forma de combinar este mecanismo tradicional con nuestra tecnología Supersonnerie, a la que dotamos de la función de carillón (3 gongs)”, explica Lucas Raggi, director de desarrollo.

Como obra de arte, este refinado Code 11.59 by Audemars Piguet Grande Sonnerie Carillon Supersonnerie musicaliza su alma con una pequeña orquesta de 489 componentes. El calibre manual 2956 incide en la perfección del sonido y refuerza el rendimiento acústico semejante a un reloj de bolsillo. Fue la tecnología patentada por la firma tras ocho años de investigación con la EPFL (Escuela Politécnica Federal de Lausana). Un colectivo de ingenieros, relojeros, académicos y músicos que potenció la repetición de minutos y su armonía sonora.

Grande Sonnerie Carillon Supersonnerie

El Grande Sonnerie Supersonnerie está provisto de un carillón, es decir, 3 gongs y martillos en lugar de los 2 de un reloj con sonería estándar. Esto le permite tocar los cuartos con 3 notas sucesivas (alta, media y baja) en lugar de 2. En la posición de Petite Sonnerie, el reloj solo marca las horas, mientras que en el modo silencioso la sonería automática queda desactivada. Finalmente, el portador puede activar la función de repetición de minutos en cualquier momento. En caja de oro blanco, el Grande Sonnerie Carillon Supersonnerie mantiene los 41 mm del diámetro estándar de la colección. Una pieza con 48 horas de reserva de marcha y hermética hasta 20 metros que viste correa de aligátor azul cosida a mano.

“La creación y el desarrollo continuado de relojes complejos con sonería son una meta incesante de Audemars Piguet desde el nacimiento de la empresa. Un nuevo eslabón se añade a esta cadena en forma del incomparable Grande Sonnerie Carillon Supersonnerie: una evolución única de la innovadora repetición de minutos de la tecnología Supersonnerie que Audemars Piguet lanzó en 2015”, concluye Michael Friedman, el gran historiador de la firma de Le Brassus y director de complicaciones.

“A diferencia de la repetición de minutos clásica, que solo suena si la activa el usuario, la nueva tecnología Grande Sonnerie Carillon Supersonnerie es capaz de señalar las horas y los cuartos por su cuenta con claridad absoluta, resonancia expansiva y musicalidad cristalina”. Esta perfecta orquesta Code 11.59 by Audemars Piguet se une a la larga tradición sonora de la manufactura. Sus archivos históricos muestran que más de la mitad de los 1,625 relojes producidos en sus primeros años, entre 1882 y 1892, portaban mecanismos de sonería.

No Comments Yet

Comments are closed