chronoswiss

La difícil tarea de embellecer un calendario

La renovación de la familia IWC Portugieser ha traído un destacable cambio de imagen en su Calendario Perpetuo. Históricamente, el primer Calendario Perpetuo en la colección se presentó en 2003. Y, además, la nueva reinterpretación retoma la herencia de la ingeniería de Schaffhausen. Tras la incorporación de los nuevos calibres de manufactura este año, este Portugieser es la pieza que mayor cambio estético y mecánico ha recibido.

Nuevo Calendario Perpetuo de IWC con carátula plateada.

Este Portugieser Calendario Perpetuo integra por primera vez un movimiento in house de la familia del calibre 82000. Un corazón automático con el sistema Pellaton de la casa que late a 28,800 alt/h. Es el movimiento 82650, que puede apreciarse en el fondo abierto con cristal de zafiro. Destaca la reducción del tamaño de caja a 42 mm. Y la carátula se ha rediseñado con mayor legibilidad en tres subdiales. La fase lunar se ha integrado en la subesfera de los meses a las 6 h. Una indicación de fase de luna perpetua —desviación de un día en 577.5 años— que en el modelo anterior aparecía a las 12 h.

Nuevo movimiento automático de manufactura.

Y el otro gran cambio reside en la subesfera que marca los días a las 9 h, donde se abre una pequeña ventana circular para indicar el año bisiesto. Ahora no aparece la ventana del año vigente con sus cuatro cifras. Tras la reducción de los 44 a estos 42.4 mm —para ser exactos—, la pieza ha ganado mucha armonía y un equilibrio apropiado al sello clásico de la familia Portugieser. Un acierto en la difícil tarea de balancear y simplificar una pieza realmente técnica.

Versión en caja de acero.

En 2003, la primera integración de un calendario perpetuo en un Portugieser fue todo un hito en la historia de esta familia de relojes. Desarrollado en los años 80 por Kurt Klaus, se trataba de un sofisticado sistema mecánico que reconocía de forma automática los años bisiestos. Todos los indicadores estaban perfectamente sincronizados entre sí y era fácil restablecerlos con la corona si el reloj había estado sin uso durante un tiempo. Klaus aprovechó la oportunidad que le brindaba el desarrollo del calibre 5000 de gran tamaño para rediseñar por completo su módulo de calendario y adaptarlo así al espacio adicional que le ofrecía el nuevo movimiento. Con el uso de engranajes más grandes, también aumentó la precisión del indicador de fase lunar.

La edición “boutique” con carátula azul.

La depuración estética de la pieza ha resultado convincente en esta armoniosa caja más pequeña. De este nuevo Calendario Perpetuo llegan tres versiones. IWC presenta una pieza en caja de acero (Ref.344203) con carátula plateada y correa negra de aligátor de Santoni. Y hay otra pieza en oro rosa (Ref.344202) con la misma carátula plateada y correa marrón de aligátor de Santoni. Existe una tercera versión (Ref.344205) en caja de oro rosa y carátula azul, solo disponible en las boutiques de la marca.

Artículo anterior

El aura del viejo lobo de mar

Siguiente artículo

Radiantes creativos de la luz

Notas relacionadas
Leer más

“Voy adonde haga falta”

Una entrevista Con Audrey Raffy, nombrada vicepresidente de Bovet 1822. La nueva generación familiar de la firma independiente del castillo de Môtiers
Leer más

Puebla “Attack Mode”

El joven Pascal Wehrlein, del TAG Heuer Porsche Formula E Team, ganó el e-Prix de Puebla de la Formula E, pero fue descalificado.
imagen frontal del Bubble X Ray
Leer más

Vuelve Corum Bubble, el reloj más irreverente

El Corum Bubble es uno de los relojes más originales y divertidos del siglo XXI. Una edición limitada con la imagen de una calavera luminiscente celebra los 21 años de su lanzamiento.

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share