La Clase E evoluciona hacia lo digital

La nueva generación de Mercedes-Benz Clase E alardea de un despliegue tecnológico único en el mercado. Y un diseño muy elegante.

Recientemente se ha renovado la Clase E de Mercedes-Benz y no es cosa menor, tomando en cuenta el creciente y constante enfoque de la firma de Stuttgart hacia la tecnología y la electrificación de sus autos. Si bien, la marca puede tomar en ocasiones algunos riesgos estéticos y técnicos, difícilmente los veríamos con una E en su denominación. Eso no implica una falta de innovación. La tecnología que integra está más sólida y probada, ya que esta gama de autos es uno de los pilares de Mercedes-Benz.

Con esta sexta generación, el sedán mediano de Mercedes-Benz toma de la Clase S –la de mayor tamaño, lujo y tecnología– importantes detalles estéticos y técnicos. Para nuestro mercado, solo habrá la versión sedán impulsada por un eficiente motor de cuatro cilindros y dos litros de desplazamiento alimentado a presión por turbocargador. Además, con un sistema Mild–Hybrid en línea que suma 204 caballos de fuerza y 236 libras pie de torque. Para exprimir a fondo este relativamente pequeño motor, está una transmisión avanzada de nueve velocidades que impulsa al auto a través del eje posterior.

Estéticamente es inconfundible su personalidad como Mercedes-Benz. La presencia del auto va acorde con el nivel de representatividad que tiene este ya tradicional sedán. El diseño exterior incorpora nuevas luces LED, perfectamente armónicas con la parrilla y la tapa del motor, las manijas, el perfil y las luces traseras que también son de tipo LED. La caída suave de la línea de perfil hacia el extremo trasero es un estilo que evolucionado en los últimos años en de la marca y luce bien proporcionado con las dimensiones del auto.

El mayor impacto está en el interior, el cual se ha tornado completamente hacia lo digital. Tiene una pantalla de alta resolución que abarca desde el tablero de instrumentos hasta el extremo opuesto del lado del pasajero con una tercera pantalla. En la pantalla central se integran las plataformas Tik Tok, Webex, Zoom y un navegador desarrollado por Vivaldi. Además de un portal de entretenimiento que puede manejar transmisión de video, contenidos a la carta, actividades interactivas, deportes, noticias…

Cámaras para selfie y video

Por si fuera poco, integra una cámara para selfie y de video en la parte superior del cuadro de instrumentos. Esta última funciona cuando el vehículo está detenido para que el conductor pueda participar en conferencias en línea y para hacer fotos y videos de lo que sea que se ponga frente a la cámara.

También hay una importante ganancia en cuanto a espacio y habitabilidad interior, algo que siempre se agradece y más en un sedán ejecutivo de lujo como es la Clase E de Mercedes-Benz. Y unos milímetros más de espacio para el conductor y pasajero, además de que la distancia entre ejes aumentó dos centímetros. Esto se traduce en un mejor espacio para las rodillas de quienes ocupen el asiento posterior. Además, tendrán mayor espacio para los codos gracias al diseño de la vestidura interior de las puertas.

El equipo de esta versión única incluye rines de 19 pulgadas, decoración interior en madera, sistema de aire acondicionado y climatización automático multi zona. También incluye iluminación ambiental ajustable, asientos forrados en cuero y, aparte del cuadro de instrumentos digital, sistemas de integración MBUX, Apple Car y Play/Android Auto.

La nueva Clase E sigue marcando el camino por que deben de ir los sedanes ejecutivos de tamaño mediano. Con mucha tecnología, comodidad y eficiencia.

Carlos Matamoros

Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

Artículo anterior

Disrupción fashion en la pista

Siguiente artículo

¡Viva la Independencia!

Notas relacionadas
Leer más

Un pionero en altamar

En la próxima America’s Cup, el equipo Luna Rossa estrenará un Panerai de Ti-Ceramic, un material que requirió siete años de desarrollo.

MANUEL MARTÍNEZ

Director editorial

Me gusta encontrar y contar historias, desde hace 15 años con la relojería, el estilo de vida y el lujo como telón de fondo. Las revistas siguen siendo mi debilidad, así que en Tiempo de…

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas.

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado por más de 30 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share