“Monopi” se esconde en TAG Heuer

Todos alguna vez hemos jugado Monpoly. Un juego que tiene como imagen un personaje con un pañuelo rojo en la cara y que arroja efectivo verde a través del tablero, pero que pocos saben que su nombre es “Monopi” quien eligió los modelos Formula 1 y Carrera de la casa TAG Heuer como su escondite.

Se trata de un par de piezas coloridas hechas por el artista urbano Alec Monopoly cuya firma está en el fondo de la caja en colores amarillo, azul y rojo. La primera es el modelo Formula 1 con un diámetro de 41 mm, bisel giratorio unidireccional con escala de 60 minutos, caja de acero con recubrimiento PVD negro y cristal de zafiro plano.

Por su parte el modelo Carrera se adorna con el logotipo de ALEC en el fondo zafiro, a través del cual se puede ver el movimiento de la casa TAG Heuer Calibre Heuer 01 dentro del reloj con una reserva de 50 horas. El cronógrafo es de 43mm con una caja de acero en forma de H, con bisel fijo de cerámica en escala taquimétrica en negro. Cristal zafiro arqueado con tratamiento antireflejante.

¿Cómo llegó Monopi?

Según TAG Heuer, una noche en su sede de Suiza, un mural hecho por Alec Monopoly cobró vida a través de “Monopi”, quien se adentró en las oficinas, el museo, laboratorio y la fábrica. En la mañana, cuando los empleados empezaron a llegar, el personaje se vio en la necesidad de buscar un lugar para esconderse.

“Monopi” vio que una mesa de trabajo había un reloj, lugar que eligió para sumergirse velozmente en el dial antes de que lo descubrieran. Desde luego no quería que lo atraparan.

Alec Monopoly trabaja con TAG Heuer desde 2016, a partir de entonces han hecho distintas colaboraciones e incluso hicieron una contribución para apoyar a los afectados por los sismos de septiembre de 2017, en el marco del Salón Internacional de Alta Relojería de México en ese año.

Ve también: “Mi obra celebra ahora, el éxito del dinero”: Alec Monopoly.

 

Artículo anterior

Medusa, la nueva criatura delicada y fuerte de MB&F

Siguiente artículo

Watches & Wonders alza el telón en Miami

Notas relacionadas
Leer más

Las verdades ocultas del cosmos

El tourbillon de Breguet cumple 220 años. El dispositivo antigravedad fue la gran aventura científica del maestro relojero.
Leer más

Mecánica con osadía cromática

Chronoswiss recurre al rosa como una apuesta irreverente que trasciende patrones y etiquetas de género. Mecánica atrevida
Leer más

Bell & Ross activa el radar

Bell & Ross BR 03-92 Red Radar Ceramic es la última edición limitada de la colección Flight Instruments. Belamich y Rossillo

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share