RM UP-01, el non plus ultraplano de Richard Mille

Richard Mille hace historia con RM UP-01, un ultraplano de 1.75 mm creado con Ferrari a un precio de 1.88 millones de dólares. Y solo 150 unidades.

Para una marca que controla totalmente su negocio con pleno conocimiento de sus clientes facturar casi 300 millones de dólares extras con una sola colección va a dar que pensar a algunos departamentos financieros. “Y siempre lanzamos un número inferior a la demanda esperada”, dicen internamente. Perdón por empezar con cifras pero la ocasión lo exige. Porque estas microcriaturas incorpóreas necesitan materializarse con algoritmos para hacerlas reales.


Sobre el pulso, el RM UP-01 es una caricia imperceptible de 30 gramos que esconden más secretos de los que intuye su afilado perfil. Un movimiento con más de 200 componentes creado con la ayuda de Renaud & Papi de tan solo 1.18 milímetros de espesor y muchos elementos inesperados para lograr el milagro. La base trasera hace de caja y platina del movimiento y la carátula es la parte frontal con solo una junta para sellar ambas partes y sellar también el movimiento para ser resistente al agua.

El zafiro, de 0.2 mm, se ha limitado solo a los dos aperturas frontales, la de las horas y minutos, y la apertura del gran tambor de carga (45 h de reserva de marcha). A ese espesor el zafiro en toda la superficie frontal no aguantaría sin romperse cuando se le somete a la presión de 11 kilos de peso suspendidos del brazalete en perfecto funcionamiento.

Selector de funciones

Pero hay otros elementos sacrificados en el cadalso de la ultracorporeidad. La corona ha sido reemplazada por dos aberturas-tuercas que emergen directamente desde el movimiento para ajustarse mediante herramientas externas: una para ajustar las horas y los minutos y otra para la carga de marcha. Está el gesto identitario del selector de funciones que ya apareciera en el primer RM del año 2001.


El equipo interno de Richard Mille ha estado trabajando cinco años en el proyecto, mucho antes de que en 2021 firmara una alianza con Ferrari. Por eso es simple casualidad que la forma del reloj sea la misma de un volante de F1. Ferrari en esta ocasión ha estado involucrado en aspectos más estéticos que técnicos, como el aspecto de los acabados metálicos de las superficies de titanio, la ubicación de los elementos sobre el rostro del reloj, la forma de las manecillas, la ubicación del Cavallino y sorpresivamente el rigor cromático negro-metálico de la pieza por respeto a los códigos RM donde solo el rojo aparece tímidamente en la lectura funcional de las manecillas.

La platina y los puentes del RM UP-01 se han fabricado con titanio grado 5, una aleación biocompatible, muy resistente a la corrosión y de excepcional solidez, que permite al tren de engranajes funcionar sin esfuerzos. Se trata de una aleación de 90% de titanio, 6% de aluminio y 4% de vanadio.

Platina esqueletada

Esta combinación mejora las propiedades mecánicas del material, lo que explica su uso frecuente en las industrias aeroespacial, aeronáutica y automovilística. La platina esqueletada ha sido sometida a largas y exigentes pruebas para comprobar que cumplía con los rigurosos requisitos de resistencia. El calibre RMUP-01 puede soportar aceleraciones de más de 5000 G y tiene un grosor de solo 1.18 mm.

Carlos Sainz, piloto del equipo de F1 de Ferrari.

El resultado es una una caja muy ancha de 51 mm. Pesa 30 g con brazalete incluido. Pero este peso no es el menor obtenido por Richard Mille. El RM 27-01 Rafael Nadal pesaba 18.83 g. Estaba hecho con una placa con base de titanio unida a la caja mediante cuatro pequeños cables de acero, lo que le aportaba resistencia y flexibilidad, y una aleación de aluminio y litio para los engranajes. Ahora todo es de titanio. La forma de la caja fue el mejor diseño posible para distribuir los componentes del movimiento.

Partir de cero

“Para este proyecto, era necesario dejar de lado todo el conocimiento que habíamos acumulado durante años de práctica y todos los estándares de relojería imaginables. Esto es precisamente lo que hicimos a lo largo de nuestra colaboración con los laboratorios de Audemars Piguet Le Locle. Recortar esos últimos milímetros de profundidad fue un proceso extremadamente largo y exigente”, aclara Julien Boillat, director técnico de cajas de Richard Mille.

Con este nuevo reloj Richard Mille rompe el actual récord ultraplano que ostentaba Bulgari con su Octo Finissimo Ultra, lanzado este mismo año. El nuevo modelo de RM tiene un grosor de 1.75 mm, mientras que el de Bulgari es de 1.8 mm. Entre ambos hay algunas diferencias y semejanzas. La pieza de Bulgari incorporaba lectura QR para la tecnología NFT. Este nuevo RM es hermético a 10 metros. Ambos relojes se desarrollaron en titanio y cuentan con dos coronas. Bulgari presentó una esfera con lectura de horas y minutos separadas, mientras que Richard Mille mantiene ambas funciones en el mismo contador. Bulgari apuesta por un espesor en el zafiro de 0.3 mm que cubre toda la carátula, mientras Richard Mille consigue que sea solo de 0.2 mm.

El zafiro, clave en el grosor

La razón es que solo coloca zafiro en las dos aberturas, la de horas y minutos y la del tambor de carga. Si el zafiro hubiera cubierto toda la esfera, se hubiera quebrado al colocarse en la muñeca, dice el departamento de movimientos de la casa relojera. Otra diferencia es la reserva de marcha. Bulgari ha conseguido 50 horas y RM solo 45 horas.

Otro detalle del nuevo reloj de RM es el selector de funciones, integrado en la carátula y situado entre las 10 y las 11 horas, permite seleccionar la función de armado (W) o de ajuste de la hora (H) con una simple rotación de la corona. Se puede ajustar la hora o armar el barrilete girando la segunda corona, situada entre las 7 y las 8 horas. Un desarrollo inédito de los ingenieros de Audemars Piguet Le Locle y Richard Mille es el diseño de un nuevo tipo de escape con volante de titanio que reduce drásticamente el grosor del calibre y proporciona la misma seguridad que un escape de áncora suizo convencional.

Otros récords que allanaron el camino

El RM UP-01 es un reloj titanio. Otros récords anteriores optaron por otros materiales. Volviendo al Bulgari Finissimo Ultra, la caja del reloj es la platina principal, está integrada en el movimiento y consta de tres partes, con un bisel y una parte central de la caja de titanio y una parte posterior/placa principal de carburo de tungsteno. Este material es extremadamente duro y mucho más difícil de mecanizar que los metales de caja de reloj convencionales. Se eligió por su dureza general y su rigidez. De otro modo, cualquier flexión de la caja podría hacer que los dientes y piñones del engranaje se atascaran y detuvieran la marcha del reloj. El brazalete integrado también es de titanio. Una edición limitada de 10 piezas.

Otro récord anterior, fue el Piaget Altiplano Ultimate Concept, que en 2018 lideró el récord ultraplano hasta que lo superó Bulgari este año. Tiene solo 2 mm de grosor y también usa la caja del reloj como platina principal. Para que la caja fuera lo más rígida posible, Piaget utilizó una aleación de cobalto, M64BC, que tiene un alto porcentaje de cromo y molibdeno.

Además, la resistencia del nuevo récord mundial ultradelgado es tan grande que en la marca aseguran que el tenista Rafa Nadal puede jugar con este reloj el Roland Garros y no se rompe. Como todos los RM, ha pasado por el control de Chronofiable, que es el control de calidad más exigente de la industria relojera. Para demostrar su resistencia, la firma asegura que puedes cargar del brazalete con 11 kilos y el titanio no se dobla ni el movimiento altera su precisión. La tolerancia de precisión es de una variación de 10 segundos al día.

FICHA TÉCNICA

RM UP-01

Movimiento: calibre RMUP-01, movimiento ultrafino de cuerda manual con horas, minutos y selector de funciones, reserva de marcha de 45 horas. Puede soportar aceleraciones de más de 5000 G. Grosor del movimiento: 1.18 mm. Volante de titanio grado 5, 3 brazos y 6 masas de ajuste, 28,800 alt/h.

Caja: 51 x 39 x 1,75 mm. Titanio grado 5. Construcción monobloque, coronas de titanio con tratamiento DLC.

Carátula: Dos aperturas para horas y minutos y tambor de carga.

Correa. Caucho.

Edición limitada de 150 relojes.

Precio: 1.88 millones de dólares.

Artículo anterior

“La curiosidad forma parte de los valores de Cartier”

Siguiente artículo

¿Por qué el Diver X Skeleton Black va contracorriente?

Notas relacionadas
Leer más

El poder del imperio romano

Cuando la joyería y la alta relojería de Bulgari se encuentran. Octo Roma Emerald Grande Sonnerie proclama el cénit de la mecánica de la firma italiana.

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
6
Share