Roger Dubuis y el placer de llevar un Lamborghini en la muñeca

La colaboración de Roger Dubuis con Lamborghini se convierte en el nuevo Excalibur Spider Revuelto Flyback Chronograph, con el nuevo mecanismo cronógrafo de la manufactura.

Coches y relojes forman una combinación a la que muy pocos hombres son capaces de resistirse. Bien lo saben en Roger Dubuis, la firma que ha convertido su vínculo con la casa Lamborghini en su gran baza para explotar su peculiar y exclusivo concepto de Hiper Relojería. Y así lo hemos visto en la última referencia de la manufactura ginebrina, que aprovecha el lanzamiento del Revuelto, el último superdeportivo de Lamborghini, para dar una vuelta a la función cronógrafo.

Roger Dubuis Excalibur Lamborghini
La colaboración con Lamborghini permite a Roger Dubuis explotar su concepto de Hiper Relojería con relojes cuya estética simboliza su alta sofisticación técnica. Lo mismo que ocurre con los deportivos de la casa italiana.

Se trata de la quinta generación de esta complicación que Roger Dubuis presenta desde 1995, año de su fundación. El concepto lo vimos en la pasada edición de Watches & Wonders con el Monovortex™ Split-Seconds Chronograph, transformado meses más tarde en una propuesta más comercial con el nombre de Excalibur Spider Flyback Chronograph, en el cual se basa esta versión Revuelto. 

Movimiento sin secretos

El reloj muestra de manera clara las claves de la Hiper Relojería: estética estructural que aparece tanto en el movimiento como en la caja. La apariencia aquí juega un papel esencial como símbolo de la ingeniería del reloj como idea tomada de los deportivos de Lamborghini. En el Excalibur Spider Flyback Chronograph no hay secretos mecánicos, pues todos sus elementos principales quedan expuestos para disfrute de su dueño. Así nos encontramos en el frontal con la rueda de pilares, junto al índice de las 6 horas, que rige la función del cronógrafo flyback.

Explosivo de un movimiento Roger Dubuis
El nuevo calibre RD780 representa la quinta generación de cronógrafos de Roger Dubuis. Como curiosidad técnica, la manufactura abandona el uso de micro rotores para apostar por una masa oscilante de gran tamaño, inspirada en las llantas de los neumáticos de los Lamborghini.

Si vamos hasta el índice de las 9 horas descubrimos el volante, en posición inclinada de 12° para compensar la influencia de la gravedad. Al otro lado de la carátula aparece el sistema de contador de minutos del cronógrafo, con un disco giratorio de 120° que ya vimos en el mencionado Monovortex™.

Inspiración automovilística

Para completar el frontal, junto al índice de las 12 horas vemos los dos barriletes de carga, grabados como si fueran el motor de un Lamborghini. Incluso el fondo del reloj nos ofrece una imagen increíble del movimiento con un rotor de cinco abrazos, de forma similar a las llantas de los neumáticos de los coches de la casa italiana. El acabado del calibre RD780 alterna los negros y plateados, siempre en acabados satinados o cepillados, para reforzar su imagen deportiva. 

La caja del Excalibur Spider Revuelto Flyback Chronograph transmite la misma complejidad arquitectónica que su movimiento. Está elaborada en carbono, acompañada de un bisel cerámico y unos pulsadores del cronógrafo esqueletados. El conjunto se completa con una correa de caucho verde con pespuntes naranjas que adquiere volumen en el punto de fijación en la caja para dar al reloj una imagen más armónica. 

Roger Dubuis Excalibur Spider Revuelto Flyback Chronograph
Ficha tecnica

FICHA TÉCNICA

Roger Dubuis Excalibur Spider Revuelto Flyback Chronograph

    
Movimiento:
   
RD780 de carga automática, 333 componentes, 39 rubíes. 28,800 alt/h, 72 horas de reserva de marcha.
   
Función:
   
Horas, minutos, cronógrafo flyback, fecha.
   
Caja:
   
Carbon C-SMC con bisel de cerámica, 45 mm de diámetro, hermético hasta 100 metros, cristal de zafiro con tratamiento antirreflejos en ambos lados.
   
Carátula:
   
Descubierta, con estructura en acabado verde, realce con escala taquimétrica, agujas e índices con tratamiento luminiscente, detalles en naranja.
   
Correa:
   
Caucho negro con inserción verde, sistema de cambio rápido QRS, cierre desplegable de titanio negro.

Andrés Moreno

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.

Artículo anterior

Purnell, la meta es lo imposible

Siguiente artículo

IWC cambia de uniforme a su Reloj de Aviador TOP GUN

Notas relacionadas

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Coordinadora de Eventos

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas.

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Colaborador Autos
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share