Tentación de arándanos y chocolate

La nueva versión del modelo de Chronoswiss Open Gear ReSec Chocolate es un sutil bocado de arándanos, chocolate Grand-Cru oscuro y una pizca de chile. Y la inspiración de esta novedad está en el prestigioso atelier de Max Chocolatier, en Lucerna. Un templo de creaciones artesanales de chocolate. Lo que ha creado esa sensación de cacao en el reloj es el revestimiento de PVD resistente a los arañazos con acabado satinado en un tono chocolate mate oscuro, que incita a morder la caja. La esfera color rojo intenso, tridimensional, es un guiño al chile y a los arándanos, creando un efecto rugoso y desgastado que han logrado gracias a las técnicas del pulido y barnizado.

Además, el reloj no solo se convierte en un fruto mecánico deseado, sino que incluye una suscripción con Max Chocolatier. Durante un año, los compradores podrán deleitarse con una selección exclusiva de chocolate hecho a mano con sabores de temporada. Solo lo podrán disfrutar 50 propietarios, porque solo se venderán medio centenar de estos relojes.

Con este modelo, la firma sigue apostando por su filosofía de evolución audaz y desafiante. En la misma colección destaca tambie´n la atrevida versión con acabado azul CVD (Chemical Vapor Deposition) en una sólida caja de acero, compuesta por 17 partes, y bisel ligeramente curvo. Las cualidades técnicas de altura siguen convirtiendo este nuevo modelo es un asunto de savoir-faire suizo. Maik Panziera, jefe de diseño de Chronoswiss habla sobre la complicación del segundero retrógrado en la mitad inferior de la esfera: “Este ‘salto atrás en el tiempo’ toma un milisegundo, y la precisión del reloj está dentro de ± 5 segundos por día”. Una invención hipnótica cuya inspiración retrocede a los relojes de bolsillo del siglo XVII. El segundero retrógrado es el principal protagonista de este Regulador. Un brinco de la aguja en semicírculo desde las 4 hasta las 8 h cada 30 segundos.

Late con el calibre automático C.301, con 28,800 alt/h y 42 horas de reserva de marcha. La esfera está formada por 17 componentes para crear su apariencia 3D. La caja de 44 mm es de acero con recubrimiento PVD. El fondo transparente de cristal zafiro deja ver el movimiento. Es sumergible 100 metros. La correa es de becerro cosida a mano. Es una edición limitada de 50 piezas.

Deja un comentario
Artículo anterior

La nobleza del calibre más pequeño del mundo

Siguiente artículo

La elegancia siempre viste de negro

Notas relacionadas
Vender Relojes con estilo Silas Walton 2
Leer más

El arte de vender relojes ANTIGUOS con estilo

La firma londinense A Collected Man se ha especializado en los grandes maestros independientes. Una de las claves de su éxito es su exquisita selección de piezas exclusivas.
Leer más

Baño fresco de alegría

Baume & Mercier presenta la quinta generación de su Riviera. Tres referencias y apuesta por su calibre in house Baumatic.

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share