fbpx

Bovet y su cristalina pasión relojera Chapter Two

Como secuela de cine, llega el capítulo dos tras el pasado estreno de Récital 26 Brainstorm® Chapter One. Bovet presenta nuevo tourbillon volante —de doble cara—, fase lunar y hora universal con segundo huso horario. Récital 26 Brainstorm® Chapter Two es una edición limitada a 800 piezas donde destaca la ingeniería del nuevo calibre 17DM06-DT manual producido in house en el castillo mágico de Pascal Raffy. Tres patentes en la muñeca bajo este gran escaparate de cristal. Incuestionable pasión relojera.

Con una dimensiones de 47,80 mm, Bovet Récital 26 Brainstorm® Chapter Two es una cristalina lección magistral de pasión relojera. Rodillos concéntricos, discos giratorios, agujas tridimensionales, decoración artesanal… Cada guardatiempo de Bovet 1822 está concebido como un auténtico universo autónomo, un escenario íntimo a escala que reproduce la armonía de un mundo perfecto.

Bovet Récital 26 Brainstorm® Chapter Two es un potente mecanismo con un únicobarrilete que garantiza reserva de marcha superior a cinco días. Y el soporte de esta sólida base mecánica nos lleva a una nueva configuración técnica que reordena las complicaciones en la carátula sobre en un eje simétrico. De nuevo, la maison exhibe todo el movimiento en un bello alarde de transparencia total. Cuando el desnudo es un valor, es un gran acierto presentar la caja Dimier con forma de atril en zafiro —asas y fondo de titanio—.

La pieza se convierte en un escenario espectacular para gozar de la complejidad técnica y sus acabados desde todos los ángulos, incluido el fondo. Con la esfera convexa de horas y minutos en cuarzo azul, descentrada ligeramente a las 12 h, el dinamismo del tourbillon volante a las 6 h gana mucho protagonismo con su giro a los 60 segundos. Su doble cara es una de las patentes de esta creación de alta relojería.

Otra de las patentes es el diseño que se observa en el disco de las 3 horas para indicar el segundo huso horario con las 24 ciudades. Figuran en la parte giratoria y efectúa un giro completo al día, siguiendo la graduación de las 24 horas en el anillo de la base. Con una segunda pantalla de lectura, se puede leer simultáneamente la hora de cada zona horaria.

Y justo en perfecta simetría, ubicado a las 9 h, se encuentra la fase lunar, cuya lectura también se realiza de forma sencilla e intuitiva gracias al disco giratorio. Dos ventanillas circulares que permiten leer la edad de la Luna, según su orientación en el hemisferio norte o sur. Un mecanismo que solo necesita corrección cada 127 años.

Tanto este disco como el de la segunda zona horaria pivotan sobre un sistema de dirección radial patentado también por Bovet. Es un dispositivo técnico con tres rubíes ajustables que regula y garantiza la rotación, limita la fricción y ha permitido de ampliar el volumen interior de las esferas. Una solución de brillante ingeniería que ha permitido justamente garantizar la energía hasta los cinco días —el indicador de reserva de marcha se encuentra en la carrura, en la unión con el brazalete—. «Swiss Handcrafted», el sello de Bovet.

No Comments Yet

Comments are closed