El primer Jumbo sin Tapisserie

Ojos abiertos como platos. El milagro de Gérald Genta cumplirá medio siglo el próximo año. Y Audemars Piguet comienza a alimentar el fuego de la pasión. La firma lanza un nuevo Royal Oak Jumbo Extraplano en caja de platino y esfera verde ahumado con efecto “rayos de sol”. Salvando los Jumbo con diamantes en la carátula, como el Yoshida o el dial pavé, es el primer Jumbo sin el icónico Tapisserie de la colección actual. El color verde es novedoso, pero no tanto.

Royal Oak Jumbo Extraplano en caja de platino.

La firma de Le Brassus empleó diversos tonos para las esferas en los años 70. Colores de piedras como tonalidades en marrón, verde o azul. Y luego toda esa expresividad cromática volvió en diversas colecciones de la manufactura durante los años 90. La paleta cromática del verde es el denominador común estético que utiliza Audemars Piguet para presentar ahora cinco nuevos Royal Oak.

Santa Trinidad

Ya saben que el Jumbo es considerado como uno de los tres miembros de la sagrada trinidad: Patek Philippe Nautilus (Ref. 5711/1A), Rolex Cosmograph Daytona (Ref. 116500LN) y Audemars Piguet Royal Oak Jumbo Extra Thin (Ref. 15202ST). Y entre ortodoxos, puristas y coleccionistas anda el juego. De gran caja para un tamaño de 39 mm —de ahí su apodo “Jumbo”—, podemos considerar este nuevo lanzamiento el primer Jumbo sin Tapisserie. El primer reloj deportivo de lujo moderno presenta esta nueva versión en platino con una llamativa esfera verde con efecto ahumado, de manera concéntrica al exterior del dial, y acabado “rayos de sol”. Con el clásico calibre de manufactura 2121, presenta las funciones de horas, minutos y la ventana de fecha a las 3 h. Una caja y un brazalete de AP en platino con hebilla desplegable y rotor con masa oscilante de oro deben sentirse sólidos en la muñeca. Así que tenemos otro peso pesado en la galería del deseado Jumbo.

Los índices y las agujas de oro blanco cuentan con revestimiento luminiscente para facilitar la lectura de la hora. Aunque más que mirar la hora, podría afirmar que este reloj se creó para admirar su diseño espectacular y el lucimiento inequívoco en la muñeca. Para mirar la hora, también podríamos aconsejar incluso un cuarzo preciso. Para comprar un reloj, éste puede ser uno de ellos. Es una pieza que está reservada para la venta únicamente en las AP Houses. Y ya habrá lista de espera de apasionados coleccionistas.

En oro amarillo, edición limitada de 150 piezas.

Nuevos Royal Oak

Además, Audemars Piguet tiñe de verde cuatro nuevos modelos Royal Oak en 41 mm. Nada desdeñables, llega un Cronógrafo Automático y tres versiones del Tourbillon Volante Automático. El Crono Automático, con sus tres contadores acaracolados, viste un llamativo traje de oro amarillo de 41 mm. Además del brazalete clásico, presenta dos pulseras adicionales en color verde a juego con la esfera: piel de becerro y caucho. Es una edición limitada de 150 ejemplares. Monta el calibre automático de manufactura 2385 que late a 21,600 alt/h con 40 horas de reserva de marcha.

Por otro lado, el verde también pinta las esferas del Royal Oak Tourbillon Volante Automático con las esferas con motivo Evolutive Tapisserie, cuyo patrón geométrico se desenvuelve desde el tourbillon ubicado a las 6 h. Y también son ediciones limitadas. Hay una versión en oro rosa (10 piezas), titanio (50 piezas) y titanio con bisel en oro blanco engastado con esmeraldas talla baguette (15 piezas). A pesar del toque más complicado con el tourbillon y el efecto preciosista del trabajo más artesanal, estos tres Royal Oak también siguen siendo piezas firmas de espíritu deportivo que alcanzan 50 metros de hermeticidad. Emplean el movimiento 2950 automático a 21,600 alt/h. Y unas 65 horas de reserva de marcha mínima.—Leslie López

Deja un comentario
Artículo anterior

Las radiaciones positivas del Blancpain Fifty Fathoms

Siguiente artículo

El tiempo vuela

Notas relacionadas

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
1
Share