La elegante monocromía de Zenith Defy Black & White

La elegante monocromía de Zenith Defy Black & White. Defy 21 Black & White, en caja de 44 mm. Defy Classic Black & White, en 41 mm.

Tras las últimas exploraciones de Defy con el color, llega una apuesta sencilla y depurada en una paleta básica de contrate. Zenith presenta Defy 21 y Defy Classic Black & White. Dos piezas en austera monocromía que ponen de relieve la innovadora arquitectura del calibre. El look más contemporáneo de la firma de la estrella.

Las dos piezas llegan en caja de cerámica negra microgranallada con bisel de cerámica blanca. Juego monocromático entre el blanco y negro para exhibir la carátula esqueletada en sus tres dimensiones. Un diseño deportivo que se enfatiza gracias a las correas de caucho blanco con el efecto “cordura”.

Defy 21 Black & White, en caja de 44 mm, cuenta con el calibre de alta frecuencia El Primero 9004 automático —indicación de centésimas de segundo— con 50 horas de reserva de marcha. Un cronógrafo con contadores bicolores e indicación de reserva de marcha a las 12 h. Las agujas y los índices presentan acabados rodiados, facetados y recubiertos de la brillante SuperLuminova SLN C1.

Y, por otro lado, el nuevo Defy Classic Black & White late con el calibre Elite 670 SK automático con una reserva de marcha de 48 horas. Un movimiento de tres agujas con indicación de fecha a las 6 horas. De tamaño menor, su caja alcanza 41 mm. Está diseñado con los mismos acabados y la visión íntegra del movimiento, con un diseño esqueletado que apuesta por la simetría. Ambos guardatiempos cuentan con una hermeticidad hasta 100 metros. Son dos piezas en venta exclusiva en las boutiques de Zenith —o venta en línea en la web oficial—.

Deja un comentario
Artículo anterior

Estos son los candidatos de los Oscar de la relojería

Siguiente artículo

Richard Mille 72-01 y la bella corporeidad de un movimiento preciso

Notas relacionadas
Vender Relojes con estilo Silas Walton 2
Leer más

El arte de vender relojes ANTIGUOS con estilo

La firma londinense A Collected Man se ha especializado en los grandes maestros independientes. Una de las claves de su éxito es su exquisita selección de piezas exclusivas.
Leer más

Baño fresco de alegría

Baume & Mercier presenta la quinta generación de su Riviera. Tres referencias y apuesta por su calibre in house Baumatic.

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share