Rumbo al cielo con el Speedmaster Silver Snoopy Award

Rumbo al cielo con el especial Speedmaster Silver Snoopy Award. Nuevo Omega Speedmaster Silver Snoopy Award 50th Anniversary

La esperada edición 50ª aniversario del Silver Snoopy Award sorprende con la inclusión de un fondo animado y la decisión de Omega de no hacer limitado este nuevo Speedmaster. Sin duda era uno de los relojes más esperados del año. Los seguidores del Speedmaster Moonwatch sabían que Omega les tenía reservado algo muy especial para el 50ª aniversario de la misión Apolo 13 y han tenido que esperar hasta otoño para descubrirlo. Así que vamos rumbo al cielo con el especial Speedmaster Silver Snoopy Award.

La espera ha merecido la pena. ¿Por qué esta edición es tan especial? Recordemos que la misión Apolo 13 fue la única de las destinadas a llegar a la Luna que no tuvo éxito. Una explosión a los dos días del despegue obligó a los astronautas a abortar la misión y organizar el regreso a la Tierra.

El Speedmaster tuvo un papel protagonista para conseguir completar el regreso con éxito, razón por la cual la NASA decidió otorgarles el premio Silver Snoopy Award con el que reconocían la labor del personal y proveedores cuya participación había sido esencial para salvaguardar la vida de los astronautas.

Una historia espectacular que Omega convirtió en reloj por primera vez en 2003 con la primera edición del Silver Snoopy Award. En 2015 se presentó una segunda edición convertida desde el momento de su presentación en un clásico moderno de Omega y la razón principal de las altas expectativas puestas en el aniversario que se cumple ahora.

El Speedmaster Silver Snoopy Award 50th Anniversary es de una personalidad más rica de lo que pueda parecer a simple vista. En apariencia estamos ante un reloj muy clásico, con una carátula realizada en plata, contadores en contraste azul y el emblema del premio decorando el segundero junto al índice de las 9 horas. Todo muy sobrio, aunque impecablemente ejecutado.

Speedmaster Silver Snoopy Award

Los seguidores acérrimos de Omega podrán encontrar guiños a la historia de la marca con la presencia del Dot Over 90 propia de los Speedmaster de los años 60. La esfera es de plata, el bisel es de cerámica azul a juego con los contadores del cronógrafo y la correa de tela. Como vemos, todo muy frugal y discreto.

Todo cambia cuando se da la vuelta al reloj y observamos el fondo de su caja. Aquí nos encontramos con la parte más lúdica del reloj. En lugar del típico medallón conmemorativo, el fondo está decorado con una reproducción metalizada de la Luna realizada sobre el cristal de zafiro. A su lado encontramos la Tierra en movimiento, completando una vuelta cada minuto, y el módulo lunar pilotado por Snoopy que se pone en marcha cada vez que accionamos el cronógrafo y, al igual que les ocurrió a los tripulantes del Apolo 13, parte de su trayecto queda escondido por la cara oculta de la Luna. Una divertida animación reservada para los afortunados poseedores del reloj.

El reloj viene equipado con un calibre 3861, estrenado el año pasado y que supone una puesta al día del veterano 1861 (comparte con él mismas dimensiones y sistema de carga manual) con el añadido del escape Co-Axial, la espiral de silicio y su condición Master Chronometer mediante la obtención del certificado METAS.

Y un último y sorprendente detalle del Silver Snoopy Award” 50th Anniversary: se trata de una edición no limitada. Una decisión sin duda pensada para evitar la especulación a la vista de los precios que alcanzaron en el mercado las dos entregas anteriores.

Deja un comentario
Artículo anterior

Chopard y su receta del éxito.

Siguiente artículo

La sonada inmersión de Polaris Mariner

Notas relacionadas
Vender Relojes con estilo Silas Walton 2
Leer más

El arte de vender relojes ANTIGUOS con estilo

La firma londinense A Collected Man se ha especializado en los grandes maestros independientes. Una de las claves de su éxito es su exquisita selección de piezas exclusivas.
Leer más

Baño fresco de alegría

Baume & Mercier presenta la quinta generación de su Riviera. Tres referencias y apuesta por su calibre in house Baumatic.

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share