“Somos embajadores de la ‘belle haute horlogerie’”

Con Sandrine Donguy, directora de innovación y marketing de producto de Vacheron Constantin.

Sandrine Donguy, la directora de innovación y marketing de producto de Vacheron Constantin, comparte con Tiempo de Relojes las claves de este año de la maison ginebrina.

Traditionnelle Tourbillon Retrógrado Openface

—Lanzan un bello y complicado Traditionnelle Tourbillon Retrógrado Openface. El esqueleto no es una fuerte tradición en la maison. El primero fue el Twin Beat en 2019. ¿Qué significa un diseño de esqueleto para la marca?
—El calibre esqueletado es un tema donde la esfera es especial, un calibre de esfera abierta y visión especial con posicionamiento diferente de los meses, la fecha, etc. El esqueleto no lleva tanto tiempo en Vacheron Contantin, pero sí miramos hacia atrás en nuestros archivos, eso es algo que dominamos durante mucho tiempo. Tratamos el Twin Beat mucho más allá de aspecto tradicional. En términos de grabado, la decoración era realmente tradicional en cuanto a acabados y tratamientos. Lo que fue bastante contemporáneo fue el nuevo Overseas Tourbillon Skeleton con el calibre 2160 con una decoración y un revestimiento con antracita de aspecto moderno y contemporáneo. Y tuvimos un acabado arenado que daba realmente estos toques. Vamos a perpetuar este enfoque esqueletado, pero en la forma moderna dentro del look deportivo y los clásicos.

—¿Hay algún requisito especial para el sello de Ginebra?
—Yo diría que no especialmente para la versión esqueletada. Toda la certificación de Ginebra es muy precisa tanto en términos técnicos como estéticos. Tal vez nos falta evaluar el peso del sello de Ginebra en tratamientos estéticos. En la técnica, por supuesto, tenemos que pasar algunas características clave en términos de precisión. Por ejemplo, es menos de un minuto por cada siete días. La reserva de marcha está ahí. Pero además de eso, los acabados tienen que ser hechos a mano y un poco de decoración en los puentes también. Y todos estos calibres, esqueletados y de esfera abierta, o de cualquier tipo, con el sello del Punzón de Ginebra tienen el mismo nivel de certificación.

Overseas Fase Lunar y Fecha Retrógrada

—Añaden ahora función retrógrada en Overseas y el Traditionelle Tourbillon.¿Por qué esta función retrógrada de este año? ¿Qué es lo especial de esta complicación?
—En Vacheron Constantin usamos esta clase de esfera especial desde los años 20. Así que está en nuestra herencia y estamos tratando de rejuvenecer de múltiples formas. La primera vez que realmente introdujimos este reloj de pulsera fue en un reloj famoso que data de los años 40. En ese momento fue el primer guardatiempo con una forma tonneau en la caja con un repetidor de minutos, un pequeño segundero, fecha y, en la parte superior, tenía una fecha retrógrada en la segunda mitad de la esfera. Ese es el primer rastro que teníamos en nuestros archivos de esta función retrógrada y, después de esto, seguimos teniendo este tipo de fecha especial, de minuto o de segundo como función retrógrada dentro de nuestros clásicos. Así que era bastante legítimo que hiciéramos hincapié en ello. Pero lo que es nuevo hoy es que damos una segunda versión a través de la colección. Y lo que es bastante creativo es introducir esto en los atributos deportivos como en la colección Overseas. Lo cual es algo que no se espera porque es un tratamiento más bien clásico y aquí se transformarn los códigos, manteniendo el ADN de Overseas en cuanto a atributos para los marcadores horarios, pero encontrando el equilibrio adecuado entre las fechas retrógradas. Y también la función de la fase de luna, pero con atributos deportivos. Fue todo un reto. Es lo más destacado de este año en todas las colecciones.

Overseas Tourbillon en oro rosa.

—Overseas es la colección más vendida, ahora se trata de tendencias más deportivas.
—Sí, creo que son ambas. Diría que es seguir las tendencias, porque la demanda es que la gente está muy interesada en la colección de Overseas. Por supuesto, es la mayor parte de nuestro portafolio. Pero además de eso, es la fuerza del producto, porque tiene un diseño muy característico, con la cruz de Malta en el bisel y la pulsera totalmente integrada. El reloj se ha consolidado en el mercado deportivo. Así que nos beneficiamos de esto una y otra vez.

—Es un reloj deportivo, pero lo están impulsando con las altas complicaciones.
—Ahora tenemos un portafolio muy amplio de complicaciones clásicas, esfera simple, cronógrafo… Tratamos de hacer hincapié en el tourbillon y la versión esqueleto del calendario perpetuo. Ahora entramos en un nuevo terreno con la fecha retrógrada, que es algo clásico, para dar alternativas a las personas que buscan relojes bastante casuales, pero con toques deportivos.

Sandrine Donguy, directora de innovación y marketing de producto de Vacheron Constantin.

Savoir-faire histórico

El pasado año fue el American 1921. ¿No habrá otro lanzamiento de relojes históricos este año?
—El año pasado tuvimos el 222 también. En la colección Historique diría que unimos lo viejo con lo nuevo y tomamos la firma icónica del diseño para la caja e intentamos inyectar modernidad en términos de tamaño y un nuevo calibre y características. Eso es lo que hicimos con el American 1921 y 222. Sin embargo, esta colección es realmente para los coleccionistas, la gente realmente aprecia la firma icónica y la idea es no extender tanto esta colección dentro del portafolio y mantener algo muy decente en términos de volumen para mantenerlo muy exclusivo. Mantener esta creencia para otros clásicos como el Overseas. Por supuesto, tenemos muchas ideas, muchas piezas creativas para la colección Historique, pero no este año.

—¿Por qué crees que está funcionando este tipo de piezas ahora? ¿Qué crees que busca la gente?
—Diría que es un intenso y complejo desarrollo para nosotros. Responderé una parte sobre lo que quiere el cliente y la otra, de nuestra parte que es mantener lo nuevo con lo viejo. Así que la respuesta está en dónde poner el equilibrio entre mantener, por decir, el diámetro de 37 mm en el 222, que estaba bien así y nos quedamos con eso. ¿Cuál es un buen calibre? ¿Qué se mejora? ¿Abrimos la caja de nuevo, o lo hacemos liso? Es realmente encajar los atributos adecuados para hacer algo nuevo con todo y que logre un punto de inflexión para los coleccionistas. Si quieren encontrar los códigos de la historia en un guardatiempo, deben ver cómo mantenemos la coherencia con los relojes históricos, pero con los atributos actuales. Por ejemplo, resistencia al agua, reserva de marcha y todo ese tipo de códigos. Así que encontramos el equilibrio adecuado entre lo que tiene sentido para rejuvenecer el producto, pero también para complacer a los coleccionistas que aprecian un diseño icónico. Y si el coleccionista quiere relojes realmente vintage, tenemos la colección totalmente renovada de guardatiempos. Es otra oferta.

Nuevo Patrimony Día-Fecha Retrógrado con sabor salmón.

—Sobre el Fiftysix, creo que podría ser una interpretación de la colección Historique, pero la rediseñaron o recuperaron como una nueva familia. ¿Por qué se dio esta decisión?
—Tienes toda la razón. Yo diría que el Fiftysix está entre clásico y vintage histórico, pero la idea que hay detrás de Historique es que nos mantuviéramos fieles al ADN de la colección. Por ejemplo, el 222 existía en oro amarillo y reproducimos este material. Es el principio que mantenemos en Historique. No producimos algo que no existía en el pasado. Para el Fiftysix, la idea era realmente introducir algo más amplio en el portafolio, especialmente en acero. Seducir a una clientela más local, a veces más joven, algo que no existía en nuestra cartera histórica. Esa es la razón por la que introdujimos una colección completamente nueva detrás del Fiftysix.

—En comunicación, también vimos algo joven. Nuevos videos más coloridos. Y la campaña con los nuevos talentos y embajadores.
—Decimos que somos embajadores de la “belle haute horlogerie” y esto significa que es muy importante para la maison el humano detrás de estos valores: los relojeros, los artesanos, todas las personas con alto nivel de excelencia en sus campos. Es donde queremos encontrar un paralelo en el ángulo de la comunicación. Es realmente cómo podemos colaborar con algunos talentos que son realmente expertos en sus campos. Y es por eso que tomamos, por ejemplo, a Benjamin Clementine en la música y a otros en sus campos para encontrar el eco con nuestro mundo de los relojes. Es el enfoque detrás del “one of not many”, el ser expertos en el campo artístico y cultural.

Relojería femenina

La última edición del histórico 222, una pieza sin género.

—También vemos más lanzamiento de mujeres en los últimos años. ¿Ha crecido la clientela femenina?
—En Vacheron Constantin hemos intentado seducir cada vez más a la clientela femenina y me complace representar a este público femenino. Empezamos con la introducción de Égérie en 2021 con una firma de diseño especial. Luego volvimos a hacer hincapié en nuestros clásicos con la introducción del calendario perpetuo tourbillon en el Traditionnelle el año pasado. Y ahora con el rejuvenecimiento del Patrimony de diámetro mediano con un efecto degradado. Este año abrimos un nuevo capítulo con un diámetro mediano Overseas para seducir a un nuevo tipo de clientela. Nuestros colegas en las boutiques ven que nuestra clientela es una pareja y algunos hombres están realmente familiarizados y son muy emotivos con Vacheron Constantin y es una oportunidad quizá para seducir a su mujer y demostrar a través de un nuevo reloj que podemos tener tanto para hombre como para mujer. Lo llamo adaptación.

—¿Cómo ha evolucionado el mercado femenino? Ahora están más abiertos.
—Muy amplio, pero en realidad no es el mismo criterio de compra y seducir a una mujer. Las mujeres son mucho más sensibles con el poder de la marca, con la campaña, la publicidad que destacas y con los diseños. Se dejan seducir más por el diseño del guardatiempos y menos por lo técnico en términos de apreciación de una marca. Y saben que un Vacheron es un guardatiempo mecánico con un nivel de excelencia. Pero lo que es muy importante para ellas es realmente primero tener un enfoque en el diseño. Por eso intentamos encontrar un equilibrio entre un discurso más bien emocional y con base mecánica.

Leslie López

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

Artículo anterior

Racing con espíritu latino

Siguiente artículo

Nuevo prodigio de la fusión de Nyon

Notas relacionadas
Leer más

El nuevo MP-11 de Hublot en cristal de zafiro Water Blue

Big Bang MP-11 Power Reserve 14 Days Water Blue Sapphire mantiene su escultural movimiento con siete barriletes y añade un nuevo tono a la paleta de colores de zafiro de la manufactura: un azul agua radiante y translúcido.
Leer más

Singer Reimagined, la creatividad es el camino

La firma Singer Reimagined ha sido capaz de cambiar nuestra perspectiva del cronógrafo, posiblemente la complicación más usada y explotada del mercado. Hablamos con su fundador Marco Borraccino, gran defensor de la creatividad dentro de la relojería.
Leer más

Phillip Toledano, la belleza como norma

Creador multidisciplinar, las cuentas de Instagram de Phillip Toledano son de visita obligada para todos los amantes de los relojes bellos. El artista acaba de sumar a sus proyectos su propia firma, de nombre Toledano & Chan.

MANUEL MARTÍNEZ

Director editorial

Me gusta encontrar y contar historias, desde hace 15 años con la relojería, el estilo de vida y el lujo como telón de fondo. Las revistas siguen siendo mi debilidad, así que en Tiempo de…

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas.

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado por más de 30 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share