fbpx

Atelier monocromático

Es uno de los colores más clásicos en alta relojería, sinónimo de valores eternos que vencen el paso del tiempo. Y el atelier de Lucerna de Chronoswiss presenta un nuevo Regulador bajo un baño monocromático de completo azul. Regulator Classic Blue Steel juega con texturas, acabados y brillos para la dilección de lectura horaria.

Es una bella simetría asimétrica. La disposición de la carátula de azul medianoche (galvanizada) presenta una subesfera a las 12 con índices horarios en números romanos y una manecilla pequeña. Este subdial está decorado con un gilloché geométrico distinto. Y en la parte inferior, a las 6 luce un pequeño segundero esqueletado que deja a la vista una pequeña parte del calibre. El protagonismo en la función de un regulador es la aguja central más larga de los minutos. Para una mayor legibilidad, las manecillas con forma “Trigono” están lacadas con un ligero toque brillante y ofrecen una intensa Superluminova® azul igualmente.

Regulator Classic exhibe el rotor automático en el fondo.

Regulator Classic Blue llega en caja de acero de 41 mm con recubrimiento PVD azul. Monta el calibre automático C. 295, que late a 28,800 alt/h y aporta 42 horas de reserva de marcha. En el fondo, exhibe el rotor rodiado con acabado Côtes de Genève. Puentes y platina con perlado que unen las tradicionales técnicas decorativas y el “look” más contemporáneo.

El bisel acanalado y la característica corona grande de cebolla siguen distinguiendo el estilo del sello de Lucerna. La correa de aligátor da continuidad a este ejercicio estético monocromático. Combina distintas capas de pinturas de azul medianoche y negro. Un proceso manual que toma mucho tiempo y convierte cada correa en pieza única.

Regulator Classic Blue Steel es la última obra con sello artesanal de una firma que quiere conservar los valores tradicionales del atelier relojero donde se detienen los instantes. Tras las últimas propuestas coloristas de la firma, Oliver Ebstein no olvida el código más clásico, adaptado al estilo contemporáneo, sigue siendo un lenguaje convincente.

No Comments Yet

Comments are closed