La arquitectura orgánica del nuevo SkelTec de Chronoswiss

La arquitectura orgánica del nuevo SkelTec de Chronoswiss. SkelTec abre nueva colección. Y reedición del Opus Chronograph.

Llegó una renovación cromática como primer síntoma de que Chronoswiss buscaba un nuevo horizonte estético. Y ese impulso intuitivo por renovar el diseño, ahora se plasma de forma expresa en un nuevo mecanismo. Oliver Ebstein no ha optado por otra versión de su icónico Regulador, sino que apuesta por un esqueletado de factura realmente moderna. Este SkelTec abre nueva colección, así como un mundo de posibilidades para lo que la propia firma llama “nueva era del esqueletado”.  De la colección Sirius, Chronoswiss también presenta una reedición del Opus Chronograph, una bella pieza de mayor complejidad mecánica.

Y para la nueva colección SkelTec, un calibre de manufactura también nuevo. El movimiento C.304 de cuerda manual es la base estética y funcional de un reloj que se lanza en estas dos versiones iniciales en caja de acero o caja de acero DLC con bisel y corona en oro rosa —ambas limitadas a 50 piezas—.

“Diría que el nombre SkelTec se explica por sí mismo. Su exclusivo movimiento de fabricación de 166 piezas con una reserva de marcha de 48 horas combina el espíritu mecánico de Opus con tecnologías de la era espacial. SkelTec lleva el esqueletado artesanal y tradicional a velocidad de transformación”, señala Maik Panziera, el jefe de diseño del atelier de Lucerna.

SkelTec llega en caja de 45 mm de diámetro y 15,15 mm de grosor con correa de piel de becerro y textil. Es un ejercicio de arquitectura radical donde se eliminan las partes superfluas y el mecanismo parece flotar orgánicamente. Un diseño en plena armonía estructural con la caja curvas escultóricas, donde la clásica corona de cebolla se integra con mayor armonía.

RUMA Design trabajó junto a Chronoswiss para el nuevo diseño. “Con estos elementos revolucionarios juntos, el aspecto extremadamente técnico en general es delicado, pero a prueba de balas, al tiempo que mantiene los elementos significativos de Chronoswiss como el bisel estriado y la corona de cebolla”, comentan Rubén Velasco y Manuel Fuentes, fundadores de RUMA Design.

Un verdadero desafío mecánico como confiesa Panziera. “En otras industrias, estas formas fluidas se pueden implementar fácilmente con moldeo por inyección. Sin embargo, dado que no se puede lograr un resultado de alta calidad con acero inoxidable en el sector de la relojería, la dificultad radica en implementar este diseño orgánico en una máquina CNC de cinco ejes”, explica el jefe de diseño de la firma. “Para la perfecta geometría de la caja, los cuernos tuvieron que ser fabricados laboriosamente de forma individual y atornillados directamente a la parte media de la caja. Lo que me encanta de SkelTec y del nuevo Opus Chronograph es que muestran con orgullo que Chronoswiss domina tanto el esqueletizado clásico como el contemporáneo”.

El Opus Chronograph, por otra parte, presenta dos versiones en caja de 41 mm. Monta el calibre C.741S automático de 300 componentes. Un reloj más complejo que ya en 1995 supuso el inicio de los movimientos esqueletados en Chronoswiss. Esta versión actualizada refresca la moderna geometría de la carátula y acorta sus asas para mayor comodidad en la muñeca.

Su hermeticidad ha sido reforzada hasta 100 metros. Un cronógrafo ligero que también presenta ahora una moderna y colorida pieza con dial azul y naranja limitada a 50 ejemplares. Viste correa de piel de aligátor de Louisiana.

El nuevo SkelTec es un reloj con alma deportiva, estética de vanguardia y mecánica sólida. Bajo esta nueva filosofía del esqueletado, el propio Flying Grand Regulator también puede encontrar infinitas oportunidades para seguir refinando el universo del Regulador.

Deja un comentario
Artículo anterior

La vanguardia y el dominio artesanal de Audemars Piguet

Siguiente artículo

Golpe ganador de Richard Mille con Rafa Nadal

Notas relacionadas
Breitling Super Chronomat
Leer más

Breitling Super Chronomat, campeón EN pesos pesados

El reloj aviador por excelencia de Breitling gana músculo con una versión más grande y con guiños a la estética de los años ochenta. Atentos a su módulo de segundo huso horario en el brazalete.
Leer más

Tráfico de almas

Y la red militar secreta usada por científicos pasó a ser la ‘world wide web’ 30 años. Un tributo con Casio G-Shock “Oak”.
Leer más

Besos de azúcar para mamá

¿Una esfera de cristales de azúcar? Lo ha hecho posible Bovet. Una técnica inédita con pintura en miniatura que captura ternura, amor, nostalgia, coquetería y romanticismo. Ideal para regalar a mamá.
China
Leer más

China se convierte en el gran laboratorio digital (I)

Las firmas internacionales del lujo desarrollan aquí las herramientas que más tarde llegarán al resto de mercados. Primera parte del informe elaborado por Tiempo de Relojes sobre el mercado chino.

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share