Chronoswiss celebra los 20 años de su Regulador Tourbillon

Chronoswiss celebra los 20 años de su Regulador Tourbillon. Open Gear Tourbillon es una edición limitada de 15 piezas con calibre del atelier

Cumple 20 años y Chronoswiss levanta la voz sin complejos. “Nadie más fabrica un tourbillon como el nuestro, con una configuración de regulador, engranajes abiertos y guilloché hecho a mano”, asegura Maik Panziera, director de diseño de Chronoswiss, sobre la alineación vertical del Open Gear Tourbillon. “Este tourbillon volante medio esqueletizado está completamente diseñado internamente y es exclusivo de los relojes Chronoswiss”.

Régulateur à Tourbillon nacía hace dos décadas como una apuesta creativa por desarrollar grandes complicaciones a partir de la función principal del Regulador. También con una esfera guilloché, el tourbillon se coloca a las 6 horas de forma tradicional. La manufactura independiente ha dado un paso al frente con su propio movimiento C.303 con el tourbillon semiesqueletado y el guilloché realizado en el atelier de Lucerna.

Este Open Gear Tourbillon es una edición limitada de 15 piezas. En caja de acero de 44 mm, presenta una verdadera oda al color azul. Utiliza diez tonos diferentes del color que históricamente simbolizan la lealtad, la fuerza, la sabiduría y la confianza. Destaca su vibrante revestimiento en CVD con toque eléctrico.

Open Gear Tourbillon, 20 años en el atelier

“Usamos un azul claro para el dial, mientras que los puentes tienen una capa azul oscuro”, explica Panziera. Las manecillas en forma de Trigono están lacadas en azul con incrustaciones y relleno de Super-LumiNova. Para los indicadores de hora y cinco minutos, se combinan tonos azules con óxido de circonio para un brillo luminiscente más firme durante la noche.

El movimiento de Open Gear Tourbillon apuesta también por el revestimiento CVD azul, con la placa principal decorada con Côtes de Genève y puentes esqueletizados con acabado circular satinado. La esfera del reloj es una construcción de 42 partes sobre dos niveles: el nivel inferior está decorado con guilloché a mano, mientras que el nivel superior presenta puentes de ruedas de tren esqueletizados y una construcción en forma de embudo para la visualización de la hora, ya empleada por la firma.

El bisel estriado, la gran corona de cebolla y la sólida correa de cocodrilo refuerzan la identidad del Regulador Tourbillon, un clásico moderno de Chronoswiss. “Fue hace veinte años, y más aún hoy, tenemos nuestro propio movimiento y ejecutamos el guilloché a mano en nuestro atelier en Lucerna”, confirma Maik Panziera.

Deja un comentario
Artículo anterior

Tiempo de Relojes #115 OTOÑO 2020

Siguiente artículo

La última criatura marina de Omega

Notas relacionadas
Vender Relojes con estilo Silas Walton 2
Leer más

El arte de vender relojes ANTIGUOS con estilo

La firma londinense A Collected Man se ha especializado en los grandes maestros independientes. Una de las claves de su éxito es su exquisita selección de piezas exclusivas.
Leer más

Baño fresco de alegría

Baume & Mercier presenta la quinta generación de su Riviera. Tres referencias y apuesta por su calibre in house Baumatic.

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share