Cronos, Le Brassus y la inmunidad de rebaño

Nuevo año y otra vez Cronos devorando a sus hijos, como Patek Philippe con el Nautilus.

Nuevo año y otra vez Cronos devorando a sus hijos, como Patek Philippe con el Nautilus. ¿Será el 5711 con Tiffany el último? Dios ha muerto, como decía el filósofo, aunque más bien lo han matado los hombres (y su dinero). Para las personas de fe, ¿cuál será el sucesor de esta divinidad? Otra de las grandes preguntas apunta a la nueva generación del Royal Oak en su 50ª aniversario. Tras el Nautilus, ¿morirá también el Jumbo, el más parecido a la referencia 5402 original de 1972? Se rumorea que será reemplazado por un nuevo rediseño que también reemplace su calibre 2121 basado en el mecanismo Jaeger-LeCoultre. El apetito insatisfecho de Cronos, merodeando por Le Brassus, es directamente proporcional al amor por sus hijos.

Aniversarios, especulación y Michael Jordan

No esperamos mucha autocomplacencia de Bennhamias, un tipo atrevido. Aunque sí nos quedamos esperando algún prodigio de Breguet para haber celebrado por todo lo alto, sin gravedad alguna, el 220º del tourbillon, así que no sorprendería este año descubrir una nueva maravilla del maestro. ¿Y les sorprendería saber que el Tank (solar) se ha convertido en un “problema feliz” para Cartier? En el fondo, siempre será una cuestión metafísica cómo producir belleza. La demanda se le ha ido de las manos al joyero francés. Piezas ya pagadas, cuando anunciaron que llegarían en diciembre a diferentes mercados, y siguen sin verse. Si los árboles no te dejan ver el bosque, el Speedmaster no te deja entender realmente el completo valor de Omega. Una firma poderosa con una capacidad productiva envidiable. Convencen con sus productos de tecnología sobresaliente cada año. Su Seamaster Black Black era tan negro como el primer Tudor con sello METAS que se hizo con otro premio en el GPHG. Las comparaciones siempre son odiosas.

Durante el 2021, hemos visto atónitos cómo la especulación financiera entró de lleno en el mercado relojero. Le podríamos preguntar a Michael Jordan, que figura en la sombra como uno de los nuevos inversores que encesta sus huevos en este sector. La recaudación en subastas en 2021 rompió récords, así como la venta de segunda mano. Ojo con Seiko y Breitling, que ya están en el top-5 de Chrono 24 —no es un mal indicador de marcas atractivas que funcionan muy bien—. Sin embargo, en plena inflación rampante, podemos confiar en el proteccionismo corporativo de Zenith, con su Icons, o Longines con su Corner´s Collector. Hay que seguir buscando paraísos perdidos.

Rebelión indie

Dufour y F.P. Journe lideran la rebelión independiente. Muchas firmas avanzan con paso firme y se refleja también en SIAR. Da gusto ver en estado de gracia a Louis Erard, la mayor solidez de De Bethune, que H. Moser & Cíe aterrice por fin en México, o que Laurent Ferrier tenga que contener el apetito irrefrenable de los “gringos” por acaparar su contenida producción. Con su actitud atrevida, nos llamó la atención el discurso militante de Thomas Baillod y la legión de “afluendors”. Ni para el notario suizo tenía un nombre oficial con el cual registrar su marca. Antisistema total, es el “Robin Hood del tourbillon”. Baillod, bastante ingenioso, anotó el BAD 1100D como giro teórico a su revolucionaria estrategia comercial.

El propio Baillod nos explicaba en SIAR su trabajo y respondía a nuestro apelativo “Robin Hood del tourbillon”.

Una última confesión y nos vamos. En México ya se quedan las extraordinarias piezas únicas Les Cabinotiers de Vacheron Constantin. Pero la lección final siempre nos la da Rolex. Si quieres que Cronos no devore a tu hijo, cámbiale el diámetro 1 mm con anticipación, y verás cómo se quedan vacías todas las vitrinas de las boutiques. No es necesario una revolución para lograr la inmunidad de rebaño.

Artículo anterior

La Cruz de Malta renueva su doctrina religiosa

Siguiente artículo

¿Qué esperamos de 2022?

Notas relacionadas
Leer más

¿Por qué nos gusta el nuevo Autavia?

Es preferible cumplir 60 años y vernos más jóvenes, gracias a una buena intervención quirúrgica, que aplicar un poco de maquille sin remover los achaques de la edad.
Leer más

H. Moser & cie, una firma pequeña pero matona

H. Moser & Cie. pertenece a la nueva generación de manufacturas dispuestas a disputarse un hueco con los grandes nombres del mercado. Y disponen de medios para conseguirlo.

Alma Delia Pacheco

Directora comercial relojes

Heredé el gusto por los relojes desde niña y profesionalmente por el diseño. Desde hace 21 años estoy en este fascinante sector relojero, trabajando de la mano junto con las marcas haciendo estrategias comerciales y de marketing.

SANDRA GUERRA

Gte. de planeación y desarrollo

Ingeniera industrial que encontró en la relojería las máquinas ideales para articular experiencias, arte y creatividad en un engranaje impulsado por personas extraordinarias. Más de 88,600 hrs. de vuelo en estrategia y…

KEVIN GONZÁLEZ

Diseñador digital y multimedia

Geek millennial, amante de la tecnología. Ing. en comunicación multimedia, llevo los relojes mecánicos a la dimensión digital. Siempre al tanto de las tendencias tecnológicas. Mi mantra: "Más que transformación, maduración digital".

LESLIE LÓPEZ

Director editorial

Lector antes que editor. Planté un limonero y escribí un libro. Espíritu deportivo para templar el ánimo. Ldo. en Filosofía (Univ. de Sevilla) y Máster de Periodismo (Complutense de Madrid).

CARLOS ALONSO

Director general

Los contenidos en evolución son su razón de ser sin que importe el soporte. “La vida y la relojería, donde se ha especializado en los últimos 25 años, no son nada sin contenido”. Después de que los soportes hayan vivido una revolución tecnológica es momento de volver a defender el buen periodismo como una necesidad general.

CARLOS MATAMOROS

Editor Podcast
Recibió su primer reloj a los siete años, aprendió a cuidarlo y desde ahí ya no hubo vuelta atrás. Gracias a la carrera espacial y a las de autos, su pasión se dividió entre las máquinas que miden el tiempo y las dedicadas a vencerlo.

ANDRÉS MORENO

Redactor

Decía Antonio Machado que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas. Me he guiado por esta máxima durante casi veinte años que llevo escribiendo de relojes. En mi mano está hacerlo del modo más ameno posible.
Total
0
Share